Crónicas, Festivales

Y llegamos a la última jornada del Sansan Festival 2016

Hoy terminamos las crónicas del Sansan Festival, del cuál ya habéis podido leer nuestras impresiones de las tres primeras jornadas. El domingo fue un día que, o bien por el cansancio acumulado o bien por el poco interés en los conciertos programados a las horas clave, pasó casi desapercibido. Aún así, otro de los mejores conciertos fue a media tarde.

Sexy Zebras por Lola López

Los Sexy Zebras eran los encargados de abrir la tarde, y el retraso hizo que pudiéramos disfrutar de todo su concierto. Como acostumbran, tocaron a una hora no del todo buena para ellos (las dos veces que he visto a este trío, a las 6 de la tarde), pero el discreto público no paró de botar, y en un par de ocasiones nos animamos a formar unas pequeñas ollas. El sonido, salvo por los repetidos acoples, no sufrió más de lo normal, tal vez por lo crudo de su sonido, que no deja de recordarnos en ocasiones a Royal Blood. Con el trío madrileño y su derroche de energía botamos como en ningún concierto, eliminando tensiones y liberándonos de todo por un momento.

Sin interés ni por Christina Rosenvinge ni por Veintiuno (el último de los grupos recolocados), nos pasamos por la discoteca donde actuaba este último (atraídos por la cerveza, como una gran cantidad de los asistentes), pero no prestamos atención al mismo mas que con la versión que, el cantante en solitario con un piano, se marca de Chet Faker. Si algo sí nos interesaba era el concierto que daba seguidamente La Maravillosa Orquesta del Alcohol en el escenario Master’s.

La M.O.D.A. por Lola López

Con ya algo más de público pero sin la sensación del llenazo que un grupo como La M.O.D.A. se merece, todo el público, servidor incluido, disfrutamos y cantamos todas y cada una de sus canciones, metidos de lleno en el concierto del grupo burgalés. Enérgicos desde el principio, el cantante y, si no recuerdo mal, el guitarrista se bajan y suben a la barandilla con un bombo en las ‘Flores del Mal’, enloqueciendo entonces las primeras filas. Pero sin duda, el clímax llega en la esperadísima ‘Hay un fuego’, cuyo principio cantamos (o mas bien gritamos) ‘a pelo’ con el cantante, poniéndosenos los pelos de punta de forma irremediable. La Maravillosa Orquesta ha nacido por y para el directo, y son uno de esos grupos de cita obligada.

Corremos (como otros tantos) al escenario principal, donde el plato fuerte actuaría en unos minutos. Loquillo es la maestría del rock ‘n’ roll, y lo demostró cuando en su segunda canción paró el concierto a causa de una pelea que se estaba produciendo en las primeras filas. Musicalmente, he de decir que nunca me ha gustado, y fui al concierto a parte de por acompañante, por curiosidad. He de decir que el sonido fue casi impecable, y que había una gran cantidad de gente entregadísima, claramente por el hecho de haber crecido con sus canciones. A mitad de concierto (o incluso antes) decido irme a pillar un asiento (el dolor en la espalda ya era real) y la sorpresa del día es cuando en esa canción que hasta yo mismo corearía, ‘Feo, fuerte y formal’ no oigo tal coro. Supongo que dentro de todo el gentío si se notaría, pero desde la zona VIP-Prensa no se oyó nada (al audio que le envié a unos amigos me remito).

Para servidor y sus acompañantes, el Sansan terminó aquí, y el resto de la noche fue para movernos por el recinto y pasar el rato. Nos acercamos a ver el llenazo de Carlos Sadness, al cual no soportamos musicalmente y cuya estética nos parece un tanto extravagante (atención pregunta, el ukelele, ¿lo toca de verdad o lo lleva colgado por postureo?). Por último, y para quedarnos con un buen sabor de boca en cuanto al tema de la organización, nos damos cuenta de que en la vaya de acceso al escenario, donde se supone que debería de haber un segurata, no hay nadie. De haberlo querido, una fan loca del catalán un tanto avispada podría haber subido al escenario como una espontánea y quien sabe que hubiera sido de su ídolo. Háganselo mirar, no queremos ninguna desgracia en un festival.

Estándar
Crónicas, Festivales

Tercer día para quedarse afónico en el Sansan Festival

Si el segundo día del Sansan fue el mejor musicalmente, el tercero fue en el que me dejé llevar por la indie fórmula y lo di todo. Aquí, la crónica de esta tercera jornada.

Mucho por Lola López.

La tarde comenzaba un poco accidentada (con retrasos a la hora de abrir las puertas, posiblemente porque Polock estaba aún probando sonido) con el concierto cuyo horario más había dado que hablar. El que es sin duda mi grupo favorito de la escena nacional, Mucho, comentó incluso por sus redes sociales, lo costoso de dar un concierto a las 5 de la tarde, y a Vic se le vió con cara de sueño al bajarse de la furgoneta. Aún así, el grupo lo dió todo sobre el escenario, y la poca gente que se había acercado a soportar el calor, que en esta ocasión no fue únicamente porque el azote de la Mancha abriera las puertas del infierno. El grupo muestra una conexión brutal en el escenario, aún siendo el primer concierto que daban con Emil Saiz (guitarrista de Nothing Places). Este doble de Ian Curtis (o de uno de los Greenwood para mis compañeros) mostró una maestría importante con su instrumento, liberando a Martí y Vic y entregándolos íntegramente a los teclados. Esta liberación animó a Martí a salir de su cuadrilátero de sintetizadores y bailar en más de una canción. El grupo cumplió, pese a todo lo que tenían en contra, y agradecieron en todo momento la asistencia de un público que respondió de forma sobresaliente.

Siguiendo con las melodías bailables, Polock se subió al otro escenario y dejó una serie de canciones frescas que nos recordaron a Phoenix, Kakk o The Royal Concept, pero que al no aportar nada original acabaron haciéndose repetitivos. Con ‘Fireworks’ o ‘Everlasting’ tuve suficiente. Tras ellos, y solapándose con Full, nuestro amigos de The Purple Elephants tocaban dentro de esa “resituación” dentro de la Falkata. Con un sonido mediocre pero con las luces funcionando (no fue así en el caso de sus compañeros Nunatak el día anterior) dejaron sus melodías de guitarras distorsionadas que nos evocan a Desiertos y se animaron a volver al inglés, cerrando con ‘We will ride the moon until the end’, lo cual les sentó muy bien, y lo mismo deberían replantearse la vuelta a la lengua universal. Tristemente para ellos, el público no respondió como el día anterior (y de hecho, en Full hubo más afluencia de gente que en Modelo de Respuesta Polar).

Zahara nunca ha sido santa (nunca mejor dicho) de mi devoción, y no le presté atención. Movilizando a un importante número (que probablemente ya se quedaran el resto de la jornada) ofreció un concierto del que sólo me atrevo a remarcar que defendió de manera sobresaliente una versión de la canción ‘Te debo un baile’ (que no me cansaré de remarcar que es de Nueva Vulcano), que llevo a su terreno completamente.

Seguidamente era el turno del que probablemente sea el grupo murciano con más caché de la escena. Second se subió al escenario grande a dejar una sucesión de sus siempre pegadizos temas. Lamentablemente, al repetirse los problemas de organización en lo relativo al photopass de Lola, no puedo adjuntar una foto en condiciones de Sean Frutos y compañía. Más allá de este aspecto, el grupo ofreció un concierto enérgico desde el primer momento, con melodías bailables, y letras que aunque a veces puedan invocar imágenes vacías o usar rimas fáciles, en otras a algunos nos llegan irremediablemente (“no quiero marcharme y que parezca que la herida ya no sangra”). El público, numeroso como en toda la jornada, era inevitablemente que estuviera entregado (servidor incluido) durante todo el concierto y que temas como ‘2502’ o el cierre con ‘Rincón Exquisito’ sonaran demoledores.

Dorian es uno de esos grupos que te persiguen, que es inevitable no escucharlos, y que también hacen estribillos repetitivos y pegadizos. En el Sansan Festival volvieron aun formato eléctrico, sin las cuerdas que acostumbraban a llevar en la gira de ’10 años y un día’, y el público lo agradeció. Todos, aunque sea de forma involuntaria, nos sabemos ‘A cualquier otra parte’ o nos venimos arriba con el cierre típico con ‘La tormenta de arena’, pues sus estribillos y melodías enganchan de manera excepcional. Aún así, no se salen del canon que hemos ido comentando, y algunos acabamos cansándonos.

Supersubmarina, por Lola López.

Supersubmarina es uno de los grupos con los que de alguna forma (aunque sólo durante unos tres años de mi corta vida) he crecido, y que aunque ya no sean habituales en nuestros reproductores de música, están ahí, en nuestro interior jovenzuelo (más aún). Los andaluces presentaron un muy acertado setlist en el cual sus temas más clásicos (y aclamados en su momento y ahora) tuvieron mayor importancia. Así, nos vinimos arriba de forma irremediable con ‘Kevin McAllister’ o ‘Puta Vida’ (reconozco que esta canción es de mis placeres prohibidos). Si bien en temas como ‘Viento de Cara’ no sentimos mas indiferentes, ‘Hasta que sangren’ aún nos engancha y no hace gritar, como ellos mismos dicen. Pese a todo, este jovenzuelo se ha hecho mayor, y o bien ha perdido memoria o se da cuenta de que José Chino (quien pidió paciencia para la organización, levantando pitidos entre el público) se salta versos, acortando las canciones, tocando así un gran números de temas y llegando a hacerse el concierto un poco largo.

Algunos estábamos muertos y sin ganas de aguantar a Grises y una casi siesta en la zona VIP lo reflejó. Además, nuestras gargantas se había ido con Sean Frutos, Marc Dorian y José Chino, perdiéndose en la vorágine del indie pop nacional. 

Estándar
Crónicas, Festivales

Y al segundo día, algo mejoró en el Sansan Festival 2016

Siguiendo con las crónicas del festival celebrado en Gandía (ayer os dejamos la de la jornada inaugural), os dejo ahora con las sensaciones de un segundo día que fue, para mí, el mejor musicalmente.

Comenzando con el original sonido de Amatria, que fusionando sintetizadores y sonidos eléctricos con un aguitarrra acústica nos hizo bailar, y sudar, como si fuera de madrugada, aunque el sol de las 4 y media de la tarde le molestaba, pues no veía los botones de su sinte. Aún así, como si sus Chinches nos hubieran picado, no paramos de movernos y bailar.  Tras él, uno de los nombres más apetitosos del festival nos hizo cambiarnos de escenario.

Ángel Stanich por Lola López

Ángel Stanich y sus melodías ácidas nos conquistaron, y sorprendemente, el horario y el sol ya cayendo le vinieron de perlas. Sin hacer nada fuera de lo esperado, el vaquero siempre cumple, y sus interacciones con el público y sus ‘chistes vintages’ meten en todo momento a la gente en su concierto. Además, comprando con la jornada inaugural, el sonido parece haber mejorado, muy seguramente porque el grupo llevaba su propio técnico.

Con el buen sabor en la boca que nos deja la Ángel Stanich Band, decidí irme al concierto que Nunatak (uno de los grupos programados en el escenario caído) iba a ofrecer en el interior de la discoteca (el grupo cartagenero fue uno de los tres que no cancelaron su concierto y fueron recolocados). Según me comenta su manager, el grupo soportó una más que accidentada y sucia prueba de sonido. Sin conocer cómo controlarían el paso a la Falkata (en el interior de la zona VIP), y con el horario dado a conocer la misma mañana y usando cerveza como reclamo, la gente respondió muy bien y hubo una gran afluencia de gente. La banda, que no escatima en arreglos instrumentales para sus conciertos, funcionó a la perfección en un escenario bastante pequeño (aunque según Nando su bajista, no el más pequeño dónde han tocado). Es inevitable que el folk épico de los cartageneros no te llegue, y la gente que en un principio no parecía interesada en el grupo sino en la cerveza, acabó metida en el concierto. Atención a lo que les espera, pues temas como ‘El mundo a tus pies’ de su último trabajo ‘Nunatak y el pulso infinito’ les van a llevar muy lejos.

Con la satisfacción de ver a un grupo paisano hacer las cosas tan bien, me acerco a ver la puesta en escena de La Habitación Roja. El primer llenazo de la jornada (me comentan y veo en la última canción de Modelo de Respuesta Polar una muy pobre cantidad de público) viene a raíz de la fórmula del festival que ya se mostró en el primer día. Las nuevas canciones suenan a las viejas, y las viejas, pese a que en algún momento llegamos a corearlas, se hacen repetitivas y ñoñas.

Corizonas por Lola López

Corizonas era uno de mis grupos más pendientes de ver de la escena, y no me decepcionaron. El supergrupo fusión de Los Coronas y Arizona Baby se comió el escenario Desperados, no debido únicamente a que sean 7 personas, 3 de ellas guitarristas. Javier Vielba, frontman del grupo, es una bestia cuando se sube al escenario. Con sus versiones de Pink Floyd y Black Sabbath (con duelo de batería incluido) de por medio, dieron un concierto enérgico desde el principio, haciendo disfrutar incluso a quien no había escuchado al grupo a penas y pareciéndome, como un seguidor más del grupo (reconozco no ser fan máximo ni saberme todas las canciones, pues Corizonas no entran en la fórmula de corear),  uno de los mejores conciertos del festival… que lucha con el que vino a continuación.

Y es que, pese al derroche de energía y de americana, sacrifico un par de canciones por coger un buen sitio para L.A., grupo por el que siento algo especial. Sabía que son otros que siempre cumplen, pero no esperaba la energía con la que subieron al escenario Luis Alberto, Pep Mulet y compañía. Los guitarrazos fueron la tónica del concierto, incluso en los temas menos rockeros, pero que adaptaron a la perfección al muy acertado formato que llevaron. El grupo se mostró en todo momento cómodo, el sonido impecable (aquí si estamos seguros de que llevaban a todo su equipo, marcados por sus gorras rojas y blancas) y el grupo se vio arrastrado por temas de sus tres discos. Si Corizonas habían sido una onda de energía y guitarrazos,  L.A. fue la otra onda con la que chocaron, y los mas fans sentimos que el set fue más corto de lo que acostumbran.

L.A. por Lola López

Pensando que eso parecido a un grupo que son las Nancys Rubias serían en el mismo escenario y de seguido con Fangoria, nos sentamos en la primera fila del escenario donde ya iban desmontando el equipo de L.A. La sorpresa vino cuando servidor se levanta y ve una enorme lona que anunciaba que Mario Vaquerizo y compañía actuarían en ese escenario. Cuando empieza a sonar ese ‘Me da igual, me encanta’ consigo aguantar a mi grupo dándolo todo, y cuando acaba ese tema permito que nos vayamos a la VIP. Del resto del concierto, me quedo con esa versión de ‘Dancing with myself’ de Billy Idol y con la estética de la nancy “guitarrista” imitando a los Ramones.

Pasando el rato mientras Fangoria monta un señor espectáculo en el escenario principal (o el menos, eso mostraba el despliegue de medios), y ya esperando a Varry Brava, acabamos dándolo todo con temas como ‘Ni tu ni nadie’ o con la versión que se marcan de ‘Mi gran noche’ con la esperada colaboración de las Nancys Rubias. 

Varry Brava es un grupo que cumple su función y hace bailar, siguiendo el rebufo de la fiesta montada anteriormente por las Nancys Rubias y Fangoria, eran las 2am y la gente iba en genral muy perjudicada. Con un setlist más que acertado: usando “temas gancho”, intercalando sus temas mas bailables y coreables como pueden ser ‘Calor’, ‘Oh Oui Oui’ y ‘Fantasmas’ para mantener a la gente en todo momento dentro del concierto, incluso a servidor, pese a que llegaron a cansarme.

De este segundo día nos quedamos con un sonido bastante mejorado y con tres de los mejores conciertos de todo el festival, que, casualmente, tenían una hora adecuada para su concierto.

Estándar
Crónicas, Festivales

Cuando el Sansan Festival 2016 empezó a rodar

Como ya sabréis, fuimos invitados a asistir al Sansan Festival, la cita de Semana Santa, que en este su tercera edición tuvo lugar los días 24 a 27 de marzo, y a pesar de las dificultades y el cambio de recinto, en su emplazamiento habitual, en Gandía. Aquí os la crónica de la primera jornada del festival, y a lo largo de estos días tendréis todas. Fotos, como es costumbre, de Lola López.

Foto de Lola López.

El festival, con la incertidumbre ante la actuación de algunos grupos por el escenario cancelado la misma mañana (tristemente no pudimos disfrutar de grupos como Kuve, The Parrots o Viva Suecia), comenzó con un tempranísimo concierto de Sr. Chinarro. Desafortunadamente no llegamos a tiempo de verlo completo y sólo disfrutamos de 3 de sus canciones. Me quedo con la ilusión de haber vivido en directo ‘Una llamada a la acción’, y con la sensación de que, o bien el público del Sansan no se merece a Sr. Chinarro o que este se merece un mejor público. Antonio Luque y lo poco que quedaba de su botella de vino se despidieron entre (muy seguramente) irónicas y etílicas alabanzas a la organización.

Y es que esta mantuvo una tónica bastante mala durante todos los días del festival. Un sonido mediocre (que sólo mejoraba en conciertos puntuales) y una falta de comunicación o de servicios (un plano con los horarios y la distribución por escenarios para todo el público se echaron de menos) son algunos aspectos remarcables.

Ya vi a Chucho una vez en directo, y no me gustaron nada en esa ocasión, en el Sansan, además, el pésimo sonido del escenario principal los hizo menos soportables aún, así que aprovechamos para intentar solucionar los problemas con el photo-pass de Lola, pues se ve que imprimir una cartulina y plastificarla supone demasiado respeto para un medio amigo como es El Enano Rabioso. Con un “si sobra alguno te lo damos” nos emplazan para la rueda de prensa de Miss Caffeina, de la cual sacamos aspectos con los que no pude evitar reírme: alabanzas al los últimos discos discos de Coldplay o al ‘Pop’ de U2 para explicar su cambio de sonido. Este, decían, estaba enfocado a conciertos más festivos como el que darían en las horas siguientes, del cual comentaban haberse preparado hasta el estilismo.

Miss Caffeína por Lola López.

Su turno era tras el del rapero Rayden, del que sólo recuerdo las eternas interacciones con el público (tampoco soy seguidor de su estilo, así que no le presté gran atención). Ese estilismo que avisaba Miss Caffeina  pareció haberse quedado en otra maleta, pues no vimos nada más allá de los calcetines rojos del cantante, Alberto o la chaqueta plateada y cinta con purpurina del bajista. Con un sonido que parece haber mejorado, disfrutamos de los temas del primer álbum como ‘Lisboa’, servidor incluso los del segundo. Aprovecho los de ‘Detroit’ para mirar al público y darme cuenta de que no es cosa mía, pocas manos se levantan con los temas de ese tercer disco y poco se corean. Las canciones del grupo entran dentro del sonido y la fórmula que busca explotar el festival: la del pop rock de la escena “indie” nacional que está más bien cercano a lo mainstream (los propios Miss Caffeina se alegraron de estar dentro de la lista de los 40, como comentaron en la rueda de prensa). Esta fórmula le funcionó a todos los platos fuertes del festival, enganchando a la notable cantidad de asistentes, pero no aporta nada original. Los grupos que aportan esa originalidad son relegados a tempranos horarios que muy a menudo no les hacen justicia, como el anteriormente comentado Sr Chinarro y sus 5 de la tarde.

El plato fuerte de esta primera jornada fue IZAL. En su momento no me molesté en escuchar mas que tres canciones de su tercer disco y fuí al concierto a ver si en directo me transmiten algo más (aunque sólo fueran las primeras). El resultado fue otra explotación de la fórmula anteriormente comentada, pero con un público más entregado. Se me ponen los pelos de punta con el principio de ‘Copacabana’ y me animo a cantar algunos temas de esos primeros discos, aunque la sucesión de temas del último disco hace que me desconecte del concierto. La masa coreaba aún así todo el concierto, el grupo se sentía genial sobre el escenario y el sonido sólo era ensuciado por unos pertadazos en los altavoces a los que ya hasta estábamos acostumbrados.

Decido sacrificar mi muy ligero interés por Dinero a cambio de descansar y partir al alojamiento. De esta primera jornada nos quedamos con un sonido muy mediocre y con la más que mojorable organización (por ejemplo, los baños, reducidos a los de la discoteca Falkata, acabaron atascados), primando así en el SanSan Festival el darlo todo con los grupos más comerciales, independientemente de su poca originalidad o el sonido mediocre.

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

El Sansan pasará por Murcia y sigue sumando nombres

Como ya os comentamos, el Sansan Festival staría realizando, a principios de este mes, presentaciones del festival en distintas tiendas Fnac de España. Hoy y mañana estarán en Alicante y Murcia, a partir de las 18:30h, y además estas dos presentaciones contarán con un pequeño concierto en acústico de La Habitación Roja.

Además, a la vez que el festival anunciaba esto en su Facebook, desvelaba 8 nombres más para su cartel. Se trata de los propios La Habitación Roja (quienes sacaron un nievo single, “You gotta be cool,” hace apenas un par de días), Kostrok, Sethler, Odio París, ME& DJs, DJ PlanB, Faceradio DJ, y nuestros queridos Viva Suecia (¡por fin!).

De este modo, el cartel del festival de Gandía queda tal que así:

12512487_482216245312479_8508598876133996075_n

Os recordamos que ya sabemos quién será el cabeza de cartel de cada día, y el abono general actualmente está a 40€, y también están ya disponibles las entradas de día, y se pueden adquirir aquí. El festival se celebrará de los días 24 a 27 de marzo en Gandía.

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

Presentaciones y cabezas de cartel por días del Sansan Festival

El Sansan Festival no para. Después de una semana pasada cargada de nuevas confirmaciones, el domingo desvelaron las fechas de sus presentaciones en las tiendas Fnac. Aprovechando la presentación del nuevo disco de Miss Caffeina, ‘Detroit’, el grupo ofrecerá una serie de acústicos como presentación del disco y del festival que se celebra en Gandía los días 24 a 27 de Marzo. Hoy, además, han distribuido por días los 4 cabezas de cartel:

12321645_481474032053367_8949654053647079028_n

Las presentaciones serán esta semana, hoy lunes en Madrid, y mañana y pasado en Valencia y Barcelona (están son las tres fechas que ya dieron a conocer el domingo, comenzando los conciertos a las 18h30).

El jueves será el  día en el cual toquen en Alicante y el viernes podremos disfrutar de estos conciertos presentación en Murcia. Estas dos presentaciones serán a las 19h, y el artista está aún por confirmar.

Desde la organización del festival han comentado que en las presentaciones se hablarán cosas del festival, pasaremos un rato con la ya conocida mascota del mismo y que habrá alguna que otra sorpresa. También se sortearán abonos entre los asistentes.

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

El cartel del Sansan sigue creciendo

Esta mañana el Sansan terminaba de despertarnos con la (cuanto menos) sorprendente confirmación de… Los Mojinos Escozíos. Nos advertían que no iban a ser las únicas confirmaciones de hoy y que más nombres se unirían al cartel del festival que se celebra a finales del mes de marzo (días 24 a 27) en Gandía.

12799130_480651728802264_8254143315191160270_n

A las confirmaciones de ayer de grupos como las Nancys Rubias o Elyella DJs se suman, además del gamberro grupo de El Sevilla, importantes nombres de la escena nacional como Christina Rosenvinge, Sr Chinarro o los murcianos KUVE.

También los Sexy Zebras, Mayor Tom, el rapero Rayden con Mediyama Mesh, y Bitches DJs se han unido en esta tanda de confirmaciones y siguen formando el cartel de un festival con algunos nombres más que apetitosos.

Las entradas subieron ayer de precio, y actualmente están a 40€, se pueden comprar aquí.

Estándar