Noticias, Próximos Conciertos

Estas son las bandas que podremos escuchar en el Big Up! 2017

Hace unos días tuvo lugar la presentación del Big Up! 2017, donde presentaron las 6 bandas escogidas para su circuito Big Up! Calles de este año además de varias sorpresas en la programación de esta edición y que procedemos a desarrollar.

50 bandas murcianas se inscribieron para formar parte del circuito de acústicos por la calle, y tras la votación de un grupo de expertos y figuras del mundo musical (periodistas, promotores…) tan sólo 6 han sido las seleccionadas: Atrezo (quienes pondrán la nota más pop del circuito), El Nuevo Acelerador (que fusionan el pop con melodías más ruidosas), Galleta Piluda (un grupo que se sustenta en percusión y órgano y que este año han presentado su primer LP, “Chuflagaitas”) , Jamones con Tacones (uno de los nombres más sonados y longevos de los seleccionados, y este año han presentado su primer trabajo de estudio, “Lukin for de fango”), Moody Sake (uno de los nombres que más despunta últimamente en la Región y otros que llegan al Big Up! con nuevo disco bajo el brazo, en este caso su segundo EP llamado “Top the Moody”) y Rey Lobo (nombre bajo el cual se encuentra Víctor Miguel Hernández, quien además ha participado en la composición de bandas sonoras, llegando a estar preseleccionado para los Goya). La banda que queda como suplente es Naponia y aún no han sido desveladas las localizaciones de los acústicos de cada grupo.

BIGUP CALLE 2017 BANDAS

Como novedad para este año, el Big Up! ha incluido en su programación una serie de directos en diversas salas de la ciudad. Para ello, han contado con bandas de importancia nacional que estarán acompañas de bandas Big Up! de años anteriores.

El 5 de octubre El Niño de la Hipoteca estará en Sala REM a las 22:30h, en un concierto especial, en acústico, de aforo limitado y sentado. El precio de las entradas es de 10€ anticipadas y 12€ en taquilla. También el jueves 5 de octubre estarán, en este caso en la Sala Garaje Beat Club a las 22:00h, Pablo und Destruktion, Trepàt y Fizzy Soup. En este caso, la entrada será gratuita.

El día 6 de octubre tendrá lugar el concierto de Shinova, Claim y Estúpido Flanders en Sala REM a las 22:30h. El precio de la entrada es de 8€ anticipada y 10€ en taquilla. También el 6 de octubre, pero en sala Musik, podremos ver a Cala Vento y Poolshake a las 22:30h. El precio de la entrada también es de 8€ anticipada y 10€ en taquilla.

Para finalizar el ciclo Big Up! Live, el sábado 7 de octubre tendremos a Rulo y la Contrabanda en Sala REM a las 23:00h, también con un concierto en formato acústico e íntimo. En este caso, el precio de la entrada es de 10€ anticipada y 15€ en taquilla.

Estándar
Noticias, Próximos Conciertos

Los todopoderosos Swans vendrán a Murcia de mano del WAM Estrella Levante

Hace unos días un rumor empezaba a cristalizar en portales de conciertos o incluso en  la propia página en bandcamp de la banda implicada. Finalmente, ya se ha hecho oficial: Swans, la banda liderada por Michael Gira, visitará nuestra ciudad el próximo mes de octubre.

Swans Murcia

Será el día 14 de octubre en la Sala Garaje Beat Club cuando el quinteto neoyorquino presentará su último disco, ‘The Glowing Man’, el cual presentaron hace escasas semanas en el Primavera Sound catalán con uno de sus siempre efectivos (a la par que largos) sets. Este disco, mantiene en líneas generales las composiciones llenas de garra y energía que caracterizan al grupo liderado por Michael Gira. Además, estarán acompañados por la veterana cantante Baby Dee.

Las entradas anticipadas para el concierto, que comenzará a las 22.0h, se pueden adquirir en este enlace por 20€, en taquilla ascenderán hasta los 30, así como en los puntos de venta físicos de Compralentrada. El evento, promovido por el festival WAM Estrella Levante, podría suponer una tradición de conciertos de nivel en nuestra ciudad.

Estándar
Conciertos, Crónicas

El trueno más potente de la noche, la tormenta de McEnroe y The New Raemon

Hace ya unos días decidimos darnos un descanso en el periodo de exámenes universitario para volver a las salas y nos decidimos por algo que pegara con el clima que habíamos tenido esa semana en Murcia. Lluvia, nieve, McEnroe y The New Raemon. Ha sido Miguel ‘Mike’ Navarro, un buen amigo del blog y compañero de conciertos y festivales, quien ha redactado esta crónica, mientras que las fotos son de Lola López.

_dsc0955

McEnroe y The New Raemon por Lola López

He de mencionar, de entrada, que las ganas de ver por primera vez a McEnroe eran, si cabe, mayores de lo normal después de que finalmente se cancelara el concierto que iba a tener lugar en Sala REM en diciembre. Confieso que en el coche estaba sonando el disco que escucharíamos íntegro un rato después.

Llegamos a la Sala Garaje Beat Club con algo de cola ya formada en la entrada, tiempo que aprovechamos para apurar un par de cervezas que nos hemos agenciado. Un pequeño capricho pese a tener aún exámenes pendientes. Nos decidimos a entrar a la sala cuando aún no había demasiada gente, pero debido al retraso con el que empezó el bolo, salimos un momento a apurar la lata. Cuando volvimos a entrar fue toda una odisea poder llegar a nuestro sitio en la segunda fila: la sala estaba llamativamente llena.

Y con el tema que da nombre al disco, Lluvia y Truenos, comienza por fin el concierto, con más músicos sobre el escenario de los que esperábamos (concretamente unos siete). Al tema le sigue otro cantado igualmente por Ramón Rodríguez (The New Raemon), Montañas, una de los primeras canciones que conocimos del disco y una de los mejores. Entre tanto, Ricardo Lezón (McEnroe), que no hace más que unos coros, tararea para sí el tema, como si fuera la primera vez que lo escucha. Las canciones suenan redondas, con mucho cuerpo. Los huecos que pudiera haber son rellenados hábilmente por las tres guitarras que suenan, así como el teclado y los arreglos a la marimba y a la percusión menor de Carlos Cros. Sin duda, el percusionista jugará un papel importantísimo en la dinámica del concierto.

Al terminar, comienzan a sonar los acordes de La Carta, sin duda, una de las canciones más sentidas del disco. Esta vez canta Ricardo, mientras Ramón escucha. Esta alternancia en la voz principal parece una especie de conversación entre ambos. Cuando uno canta el otro escucha atentamente, para intervenir en contadas pero cuidadas ocasiones. Existe un equilibrio, una especie de balanza donde cada uno lleva la voz principal en cada uno de los temas. Ramón aporta el lado más intenso, mientras que la frágil voz de Ricardo nos pone la piel de gallina, aunque me atrevería a decir que no a todo el mundo en la sala. Y es que parece que el público no acaba de conectar con la pareja subida al escenario, ni Ricardo ni Ramón consiguen estar en sintonía con un público distraído, como si no quisieran ser partícipes de lo que nos intentan regalar. De cualquier manera, la melancolía en esta canción se puede tocar y nos envuelve a todos.

Tras sonar la intensa Malasombra, donde se crea una atmósfera realmente densa, con guitarras pesadas y ligeramente saturadas y donde juegan con las subidas y bajadas de intensidad, le llega el turno a Fantasía Heroica, con su potente final, así como a Barcos, donde el público por fin parece que conecta algo más.

_dsc0842

McEnroe y The New Raemon por Lola López

Al acabar Cuadratura del Círculo llega la esperada Gracia, que ya conocíamos desde hace tiempo por ser de los primeros adelantos del disco. Sin embargo, a los pocos segundos Ramón para la canción para volver a empezar, sin duda parece ser un hombre exigente. De cualquier manera, tras la introducción fallida el tema va sobre ruedas, sonando mucho más potente de lo esperado y con la gente coreando. De los mejores momentos del concierto, junto a Espantapájaros, donde al igual que en Pódznychev vemos al Ramón más potente, alcanzando el concierto un pico en cuanto a intensidad se refiere. Ambos, Ramón y Ricardo parecen ahora mucho más cómodos, ahora sí intercambiando miradas y alcanzando una total compenetración. Pero ha sido sobre Ramón sobre quien ha recaído el papel de cara al público, presentando algunos de los temas, gastando algunas bromas y esquivando algunas peticiones espontáneas del público. Ricardo nos regala Por fin los Ciervos, una delicada canción que, en contraposición con la fuerza de los anteriores temas interpretados por Ramón, evoca al McEnroe más cristalino.

Finalmente, y para terminar con el trabajo que están presentando, nos regalan Cristo de los Faroles, la cual he de reconocer que es el tema favorito de un servidor dentro de este último disco. Las imágenes que describe la letra de Lezón, la ligereza del tema y el color de la canción nos hacen movernos como el tiempo a los relojes. Por si no había lo habían conseguido hasta ahora, logran conmovernos y llegarnos hasta lo más profundo. Al terminar, tras haber bordado uno por uno todos los temas del disco que presentan, con una potencia y una fuerza que nos ha sorprendido, Ramón nos anuncia que esto aún no se ha acabado.

Una inesperada Rugen las Flores, uno de los temas insignia del último trabajo de McEnroe, nos pilla a todos desprevenidos y consigue erizar nuestra piel, con una intensidad inusitada y con todo el público dándolo todo con esta sobrecogedora canción. Tras preguntar Ramón tímidamente por peticiones, interpreta este último Caballos y Palmeras y La Palma, descrita por el propio Rodríguez como la mejor canción escrita por Lezón, y haciendo las delicias de los fans de McEnroe.

Ya en la recta final del concierto, y tras haber decidido Ricardo el orden de los dos últimos temas, interpretan Campos Magnéticos, tema de Viento Smith al que imprimen un ritmo bailable y donde el ya mencionado percusionista Carlos Cros es la verdadera alma de la pequeña fiesta que montan en un momento. El colofón final vendrá con Lo Bello y lo Bestia, uno de los temas más importantes de The New Raemon, pero esta vez interpretado inicialmente por Ricardo, el cual dota de un color totalmente diferente a la canción, para terminar dejándonos a todos boquiabiertos con una catarsis final de melancolía e intimismo, como si de repente saliera con violencia algo que se han estado guardando todo el concierto, deslumbrándonos a todos con su luz y su grito con el trueno más potente de la noche. Una noche para recordar la próxima vez que pase una tormenta de este calibre por Murcia.

Estándar
Noticias

Microsonidos 2017: semana del 20 y 21 de enero

La décima edición del famoso Microsonidos dio su pistoletazo de salida el pasado fin de semana con el concierto de M76 y Futuro Terror en la Sala 12&Medio. Este fin de semana, el ciclo nos trae tres nuveas propuestas de conciertos, teniendo incluso solape el viernes debido al reparto de los conciertos de este Microsonidos entre diversas salas de Murcia.

El viernes 20 tendremos a El Imperio del Perro en la Sala Musik, acompañados de los murcianos Garaje Florida (cuyo disco, ‘Ser de Plutón’, se coló en nuestra lista de lo mejor de Murcia de 2016). La apertura de puertas será a las 22:30h, y la entrada tiene un precio de venta anticipado de 7€ y 10€ en taquilla.

15589664_10154845653032938_2440149466000308595_n

También el viernes 20 pero en la sala 12&Medio a Rusos Blancos acompañados de los valencianos Tórtel y de Mona Luisa. En este caso, la apertura de puertas será a las 22:00h, mientras que las entradas tiene un precio de 10€ anticipadas y 13€ en taquilla.

15697673_10154845664962938_2514708579523968842_n

Por último, el sábado 21 tendremos a The New Raemon y McEnroe en la sala Garaje Beat Club, quienes estarán presentando su disco conjunto, “Lluvia y Truenos” (que fue uno de nuestros mejores discos nacionales de 2016). La apertura de puertas es a las 22:00h, y las entradas tienen un precio de 12€ anticipadas y 15€ en taquilla.

16105523_1193617210753718_1596831975815183075_n.jpeg

Una semana más de conciertos en Murcia con ofertas muy interesantes.

Estándar
Conciertos, Crónicas

Colorido, variedad y cosas sobre las que reflexionar – Crónica 3ª Semifinal CreaMurcia 2016.

Tras una primera noche muy destacable y una segunda que me dejó bastante fría y descontenta, el viernes llego a la Sala Garaje Beat Club con energías renovadas y ganas de música: los nombres de los grupos que tocaban esa noche me transmitían buenas vibraciones. Da comienzo la tercera y última semifinal del CreaMurcia Pop-Rock 2016.

Abren la noche The Hallmark, un grupo del que me habían llegado buenas referencias pero que nunca había tenido ocasión de escuchar. Nada más salir al escenario, sorprenden: me había descrito su estilo de un modo que no corresponde a lo que estamos escuchando, pero sin duda esto nos gusta. Tienen un ligero aire psicodélico, muy libre y experimental, con matices que recuerdan a Tame Impala y Alt-J. Hacen un uso genial de los ecos, los delays y los demás efectos que llevan (que no son pocos) en sus instrumentos, y nos hacen ver lo bien que puede resultar usar el teclado como instrumento protagonista si se lleva bien. Sin embargo, desde el primer momento se les nota inseguros sobre el escenario, lo que les hace tener cometer pequeños fallos. Sin embargo, nada que no pueda solucionarse puliendo un poco más las canciones y superando los nervios, ya que conforme avanzan en el setlist van ganando fuerza. Son la revelación de esta noche para una servidora: necesitan un par de ensayos más, pero los conceptos y las ideas de sus canciones son muy buenas.

_DSC0785

The Hallmark por Lola López

Llega el turno de Aire Canadá. El grupo estuvo el año pasado también en las semifinales del certamen, y este año repiten con su estilo popero. Lo primero que llama la atención es la nitidez y definición de su sonido, y es que este grupo también ha recurrido a un técnico propio en lugar de usar los de la sala (lo cual nos deja a más de uno con la mosca detrás de la oreja). Sin duda, recuerdan a grupos del estilo de Miss Caffeina y Second: canciones de estribillo pegadizo, sencillas y de letras para canturrerar. No suenan mal dentro de su estilo, pero su pop fácil se acaba haciendo algo monótono. No consiguen captar la atención del público más allá de la primera fila, y pese a ser otro de los grupos que despuntan en la capital de estas semifinales, no han conseguido reunir a mucha gente en la sala.

_DSC0816

Aire Canadá por Lola López

En la mitad de la noche, el ska llena la Garaje de la mano de Mez-K.Es abrumadora la energía que desprende el grupo, una explosión de ritmo que no para desde el primer tema hasta que abandonan el escenario. Si bien hace poco comentaba que el público de la sala escaseaba, este grupo ha traído a su público, y sus fans llenan la Sala Garaje, enloqueciendo desde el primer tema, haciendo ollas y bailando sin parar (prueba de ello es que no me atreví a intentar llegar a las primeras filas para hacer fotos), totalmente enganchados al directo que ofrece el grupo. Son unos cuantos sobre el escenario, recurren a los juegos de voces creando capas y respondiéndose unos a otros en las canciones, lo cual aporta mucho dinamismo y buen rollo a los temas pese a que el ska es un estilo que tiende a hacerse repetitivo si no es lo tuyo.

_DSC0847

Desenkanto Rock por Lola López

Los que cogen el relevo son Desenkanto Rock, una banda de la que ni yo ni mis acompañantes conocíamos nada, de modo que no sabíamos qué esperar de su breve concierto. Resultan ser el prototipo de grupo de rock en español,  guitarrero y con letras gamberras (o eso pretenden) pero que no enganchan ni llaman en exceso la atención del público que queda (la sala se ha vaciado tras la actuación anterior), resultan un poco caóticos sobre el escenario. Pese a que no dudo de que algo tienen que tener para haber llegado hasta la semifinal del certamen (en el que participaban más de 50 grupos), lo cierto es que me dejan bastante indiferente.

_DSC0870

The Meatpies por Lola López

Los encargados de cerrar la noche y, de paso, la tanda de semifinales del certamen, son The Meatpies, otro de los grupos de la capital que más se mueve últimamente, se puede decir que son el plato fuerte de la noche. Llenan la sala con su rock de corte más clásico, guitarrero y en inglés. Me gusta especialmente cómo conjugan las voces, creando capas con los distintos matices de las voces de cada uno, entrelazan perfectamente sus voces para dar profundidad a los temas. Eligen un setlist que contiene sus temas más conocidos, así que el público puede canturrear los estribillos y menear los pies fácilmente, y en esos temas reparten el protagonismo entre todos los músicos y cada instrumento tiene su plano, de modo que ninguno acapara la atención sobre los demás. Puede convencerte más o menos su estilo más clásico, pero el caso es que tienen un buen sonido.

Han sido 15 bandas las que he visto en apenas 3 noches. Toca ahora “jornada de reflexión”. Nos queda un sabor agridulce tras esta experiencia (y hablo en plural porque no he estado sola en estas semifinales: he hecho que unas 5 o 6 personas aguantaran cada noche estoicamente algo más de tres horas de música a causa de mi reto de “periodista musical”). Hay, por supuesto, cosas positivas: la diversidad de estilos que se encuentra en la música murciana, el buen rollo y compañerismo entre las bandas, las inquietudes musicales efervescentes que se encuentran en la capital, el nacimiento de iniciativas de este tipo para dar oportunidades a los grupos nuevos. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por el optimismo y es necesario ser consciente del trasfondo “menos bonito”: las redes de contactos, el “hecha la ley, hecha la trampa”, la ambigüedad de las bases del concurso, la falta de igualdad de condiciones entre los grupos (ni siquiera en el proceso de grabación, fase más básica e inicial del certamen, hay equidad entre todos los grupos participantes).

Nos queda ahora conocer qué 3 bandas serán las seleccionadas para la final (que será el día 24 de junio con Juanito Makandé como artista invitado), aunque viendo la lista de semifinalistas, es bastante sencillo hacer una apuesta de cuáles serán sin, seguramente, equivocarse demasiado.

Estándar
Conciertos, Crónicas

Potencial pese al cansancio y los directos planos – Crónica 2ª Semifinal CreaMurcia 2016.

Tras la primera semifinal, llego a la Sala Garaje Beat Club con ganas de más, de descubrir más grupos de la capital que no conozca y me sorprendan. Sin embargo, esta es, posiblemente, la noche que peor viene para tratar de traer público, y eso influye significativamente en el ambiente que se crea tanto en el escenario como entre el público.

Los encargados de abrir esta segunda noche de conciertos express son Sleeping village, un trío formado por una baterista que golpea potentemente los platos, un bajista que es pura actitud rockera vestido a juego con el último integrante, el guitarrista y cantante. Se les nota la experiencia, y no dudan en interpelar al público y posar para los fotógrafos que se acercaban a las primeras filas. Pese a esto, su distorsión y su dureza, con canciones que no pueden evitar recordar a Rammstein, no han conseguido congregar mucho público. Comenzamos su concierto marcando el ritmo con la cabeza, pero conforme avanzan las canciones van resultando algo planos.

_DSC0680

Sleeping Village por Lola López

Llega el turno de The Purple Elephants, finalistas de la pasada edición del certamen, son uno de los grupos jóvenes de la Región que más despuntan últimamente. Contra todo pronóstico, tampoco consiguen congregar a tanta gente como algunos grupos de la pasada noche. Se suben al escenario y el cambio de sonido (y de juego de luces) respecto a los demás grupos se hace notar desde el primer acorde de su puesta en escena: los elephantes acuden a la sala con sus propios técnicos de sonido y luces (más que destacables en su profesión), lo que marca una gran diferencia de sonido con el resto de grupos del certamen. Aun así, su autodenominado rock psicodélico y desértico sigue sin llegarme, quizá por la voz del cantante, quizá por el organillo incesante que está de fondo en todos los temas. Deciden cerrar con un tema en inglés, lo cual resulta un acierto, y salen del escenario con la misma pose con la que entraron.

_DSC0701

The Purple Elephants por Lola López

En el ecuador de la noche están Just feeling, bajo mi punto de vista, el descubrimiento de esta semifinal. Consiguen crear un ambiente etéreo, una atmósfera que nos envuelve con sus canciones humildes e íntimas. Se les nota nerviosos y algo inseguros, pero desde el primer momento dejan claro que han venido a hacer su música lo mejor que saben, y consiguen captar mi atención con la mezcla entre la voz femenina, los instrumentos eléctricos con fuerza y detalles menos usuales como la presencia de un cello eléctrico, todo ello acompañado de unas baterías pesadas y punteos de guitarra con bastante potencia. Una lástima la falta de un público más numeroso y más atento a este grupo: es lo único que falta en el ambiente, expectación por todo lo que este grupo puede ofrecer.

_DSC0737

Just Feeling por Lola López

Glasgow son los siguientes: otro de los grupos más esperados de la noche. Antes de salir al escenario, se entretienen preparando la puesta en escena: luces, purpurina y cinta aislante de colores vibrantes se adueñan del escenario. Son pura energía: no paran quietos sobre el escenaro, metidos de lleno en su propio mundo mientras tocan sus temas. Su sonido y sus canciones son buenas, pero les falta algo, quizá un poco de madurez, de pulir y rodar las canciones, conseguir cohesión entre ellas (aun así, no podemos olvidar que seguramente sean los más jóvenes de la noche). Su música parece evocar a una juventud continua, por lo que habrá que seguirles la pista y ver si consiguen que su estilo evolucione con ellos, dado que el potencial que tienen es evidente.

_DSC0758

Glasgow por Lola López

Los que cierran la noche son Devil’s Advocated. El cansancio se empieza a notar en la sala: es tarde, el público que ha aguantado (y, seguramente el propio jurado del concurso) empieza a saturarse y a pensar que mañana madruga, de modo que no está especialmente receptivo para un grupo de corte más heavy. Aun así, el grupo tiene energía para rato y no dan tregua en su corto directo. Su sonido dura y estridente llena la sala, suenan sólidos, se les nota la experiencia, hacen suyo el escenario. El cantante es un verdadero showman, presentando las canciones, cantando frenéticamente y bailando sobre el escenario, mientras que el guitarrista llena la sala con su trémolo, no nos cabe duda de que los músicos dominan sus instrumentos a la perfección.

La segunda noche de semifinales no me deja tan buen sabor de boca como la primera. Deja de manifiesto lagunas organizativas (en la distribución de los horarios de los grupos, en la hora de inicio de los conciertos, en la igualdad de condiciones entre los grupos…), pero pese a todo sigue el clima de diversidad y de talento. Aún queda una tercera semifinal en este pequeño menú degustación musical.

Estándar
Conciertos, Crónicas

La complejidad de valorar la diversidad – Crónica 1ª Semifinal CreaMurcia 2016.

A modo de celebración del final de mis exámenes y motivada por conocer nuevos grupos de la ciudad, me propuse ir a las tres semifinales del concurso CreaMurcia (y luego, contarlo). Ya os contamos los nombres de los 15 grupos que nos deleitarían cada noche en el menú degustación musical que son estos conciertos, y es que cada grupo tiene apenas tiempo para tocar unas 4-5 canciones sobre el escenario de la sala Garaje Beat Club.

Los primeros en subirse al escenario son Monono. Al principio, sorprende la poquísima gente que está en la sala, pero esto cambia con las siguientes canciones, y es que los asistentes de esta noche parecen tener predilección por quedarse fuera de la sala al inicio de cada grupo. El conjunto resulta agradable, suenan bien y las voces de ambos casan muy bien. Las canciones resultan pegajosas y no puedo evitar mover el pie marcando el ritmo. Son sólidos y saben crear buenos ambientes conjugando las dos guitarras y el bajo. Sin embargo, si aguzamos el oído y nos fijamos en las letras de las canciones, la imagen se desmorona un tanto. Su pop-rock pegajoso y de rima fácil nos evoca a los Second más jóvenes; sin embargo, algo tienen, ya que son uno de los grupos murcianos que comienza a despuntar en su categoría.

_DSC0618

Monono por Lola López

Llega el turno de Jump to the moon, los más jóvenes de la noche (y me atrevo a decir que de los semifinalistas en total) resultan la revelación de la noche. Pese a que estéticamente resultan una mezcla curiosa, se entienden a la prefección sobre el escenario. Suenan seguros de sí mismos (una vez pasados los nervios iniciales) y con la energía y buen rollo que desprenden da la sensación de que llevaran haciendo esto más tiempo del que seguramente lleven. Su música está llena de tintes veraniegos y frescos y lo bien que se lo están pasando tocando sus canciones llega hasta el público. Mención especial para la voz de la cantante y la conjunción de las dos guitarras que la envuelven. Con grupos como este se pone de manifiesto lo difícil que es usar los mismos criterios para medir a todos los grupos que se subirán al escenario de estas semifinales. Sin duda, a Jump to the moon hay que seguirles la pista.

_DSC0630

Jump to the moon por Lola López

En el ecuador de la noche están In-Pulses (antes conocidos como Secs) encargados de poner la dosis de psicodelia y rock progresivo a la noche. Sus primeros temas recuerdan a The Police, pero el parecido se desvanece conforme avanza el setlist, y su potencial queda eclipsado por ellos mismos. La psicodelia no es únicamente mostrar tu virtuosismo con un instrumento y que parezca que en cada canción hay tres: es necesario saber conjugar todos los instrumentos, crear capas para gestionar el protagonismo de cada instrumento y que estos no se pisen entre ellos, y a este grupo le falta eso. Los músicos son unos virtuosos y su potencial es claro, pero parece que cada instrumento pretenda destacar sobre los demás y eso hace que acabe resultando un batiburrillo de sonido que no beneficia a lo que podrían ser sus canciones.

_DSC0646

Laberinto sin salida por Lola López

Los que llenan (literalmente) el escenario ahora son Laberinto sin salida: 7 músicos sobre el escenario, con sección de vientos incluida. Ellos son los encargados de traer la fiesta a la noche. Tienen mucha energía y no dejan de moverse sobre el escenario de la Garaje, contagiándonos y haciendo que no podamos evitar saltar y bailar con sus ritmos de ska rockero frenéticos (aunque pueden llegar a hacerse un tanto repetitivos al cabo de un rato). Tienen el público más entregado de la noche, que baila, salta, hace ollas y se lo pasa bien, y eso hace que se muestren seguros sobre el escenario.

_DSC0674

Brave rose por Lola López

Cierran la noche Brave Rose con su rockabilly. Suben al escenario con la imagen y el rollo perfecto: guitarras de caja hueca, camisas blancas y una cantante con vozarrón vestida al estilo azafata. Una pena que el sonido de la sala y las luces no acompañaran para nada al conjunto, porque su mezcla de rockabilly de guitarras rápidas y rock más duro es digna de ser escuchada con atención. Es destacable la complicidad entre los músicos, que tocan sus temas mirándose los unos a los otros y moviéndose por el escenario haciéndose guiños mientras tocan sus temas hasta quedarse sin aliento.

Finaliza así la primera de las 3 semifinales del CreaMurcia Pop-Rock 2016, dejando claro lo difícil que es establecer unos patrones por los que medir la variedad de estilos que entran dentro de esta categoría. Lo que sí está claro es que esta es una manera interesante y amena de conocer algo más la música que se cuece en la ciudad.

Estándar