Listas

Mejores discos nacionales de 2016

Un año más, con esa festividad que conocemos como Navidad llega el momento de las listas de mejores discos, canciones, etc. Nosotros no vamos a ser menos, y vamos a hacer lo propio. Este año, hemos prescindido de acabar pegándonos en el barro a causa de ordenar los discos, y hemos ampliado los integrantes de cada lista para que los dos integrantes del blog estemos (medianamente) de acuerdo. Al final, todo parece haber salido bien y ha habido pocos heridos. Por lo pronto, os dejamos los que al parecer han sido los 15 mejores discos del panorama nacional:

g010003574436i

Meridiana, Enric Montefusco

El que fuera cantante de Standstill movilizó a todo el público de dicho grupo cuando anunció que estaba preparando un disco en solitario, y poco a poco nos fue desgranando el álbum mediante adelantos. Canciones como ‘Flauta Man’ o ‘Todo para todos’ han consagrado a ese ‘Meridiana’ como una obra maestra, algo que ya adelantaba otro de los singles que nos dejó para abrir boca. Sin duda, una de las alegrías que nos hemos llevado en estos finales de año ha sido la de su confirmación dentro del cartel del Microsonidos. 

mucho-pidiendo-en-las-puertas-del-infierno-2016-320kbps

Pidiendo en las Puertas del Infierno, Mucho

Desde el momento de su lanzamiento, sólo con la primera escucha, ya supimos que el disco de Martí Perarnau y los suyos estaría en esta lista. El sonido de este álbum se aleja del de sus anteriores trabajos. Las canciones están construidas a base de capas y capas de sintetizadores y sobre ellas encontramos las ya características letras de Mucho: afiladas, satíricas y directas, llenas de metáforas e imágenes que rozan lo surrealista. Potencia, rabia y energía pero también baile, como demostraron con los singles de este largo. Todo eso, sumado a su genial directo (podríamos ver un concierto de este grupo al mes y seguir disfrutándolo del mismo modo), sitúa al nuevo trabajo de Mucho en nuestra lista. Si te has quedado con ganas de más, puedes leer nuestra reseña completa del disco.

1540-1

Lluvia y Truenos, McEnroe & The New Raemon

Amantes de la nostalgia, aquí está. ¿Qué más decir de esto, si el nombre del disco y quiénes lo firman (e incluso la portada) ya nos lo avanza todo? El tándem de McEnroe y The New Raemon se han juntado para traernos este disco, una obra de arte de la nostalgia, la poesía y la delicadeza hecha mano a mano por estos dos compositores y que ha puesto banda sonora a nuestras tardes de otoño. Pese a la colaboración, en cada tema se distingue y queda patente el sello de cada uno, ya sea en la instrumentación, en los versos o en el color de cada canción.

manel-jo-competeixo

Jo Competeixo, Manel

Renovarse o morir. Tras 3 discos de carácter puramente folk y abriéndose cada vez al indie más pop, los catalanes Manel decidieron romper expectativas regalándonos un álbum con una perfecta producción y melodías que nos invitan a bailar canciones como esa genial revisión de Juan Luís Guerra que es ‘La Serotonina’. Sin duda, hemos de inclinarnos y ponernos de rodillas ante esta maravilla de disco que, sin duda, es del top 5 de nuestro país. Su presentación en directo además, mostró a un grupo en estado de gracia, como nos mostraron en el pasado Sonorama Ribera. 

modelodosamigos

Dos Amigos, Modelo de Respuesta Polar

El nuevo trabajo de Modelo de Respuesta Polar nos sorprendió desde el lanzamiento de los dos singles, que nos adelantaban la esencia de este nuevo disco. Sorprende el cambio de tono de estos temas con respecto a los anteriores discos de los valencianos. Hay más frescura, son canciones más ligeras, más amenas y menos duras en su totalidad, desde las letras hasta los tiempos. Mantienen su sonido nítido, con una instrumentación muy limpia y bien conjugada: todo encaja perfectamente, como es habitual en Modelo de Respuesta Polar, pero ahora se añade más vitalidad y optimismo. Además, durante la presentación del disco en Murcia, pudimos charlar con Borja Mompó acerca del grupo y de este nuevo trabajo.

cala-web

Cala Vento, Cala Vento

Uno de los debuts del año sin duda. El dúo catalán mezcla a la perfección frescura y energía, con melodías pop y letras mundanas, este disco se nos ha marcado a fuego a todos y cada uno de los seguidores de una de las nuevas sensaciones catalanes. Sin darnos tiempo a olvidarnos de esos temas efectivos que son ‘Abril’ o ‘Rossija’, ya anunciado un segundo álbum que saldrá el mes que viene. La estela de esta estrella no acaba sino de empezar, y prueba de ello es que el adelanto que presentaron hace poco muestra un nivel superior.

ivan_ferreiro_casa-portada

Casa, Iván Ferreiro

Hemos mencionado varias veces a lo largo de esta lista discos en los que los grupos y artistas han sabido mantener su esencia. En el caso de Iván Ferreiro, esta es la definición de Casa. Este es un disco que mejora con las escuchas: al principio no ves mucho nuevo, más allá de un par de temas que se salen de la norma (del estereotipo conocido de canción de Iván Ferreiro), pero poco a poco te vas dando cuenta de todos aquellos detalles que hacen de este un gran disco, no es solo uno de los mejores de 2016, sino también uno de los mejores (si no el mejor) de la discografía de Iván Ferreiro.

portada-salve-discordia-triangulo-amor-bizarro

Salve Discordia, Triángulo de Amor Bizarro

El disco más arriesgado y según ellos más personal del cuarteto gallego ha dado mucho que hablar, y es que la apertura en el sonido de Triángulo de Amor Bizarro ha sido plenamente efectiva. Dueños de los escenarios de los festivales, bombazos como ‘Euromaquía’ o ‘Barca Quemada’ nos han hecho echar el resto en todos y cada uno de los festivales y conciertos que hemos podido pillar de Isa y compañía.

casmofjxeaatlr9

2, León Benavente

Otro que se aseguró un puesto en esta lista desde casi el lanzamiento del primer single fue el nuevo disco de León Benavente. En poco más de media hora nos dejan claro que no tienen nada que envidiar a los más grandes y que han llegado para quedarse, llenar salas y tirarlas abajo. Han hecho de su segundo largo toda una declaración de intenciones, con un sonido totalmente consolidado, sólido y muy propio. Bajos potentes, letras para gritar (o recitar) en directo, potencia y energía casi frenética, unido a versos que animan a la reflexión hacia la actualidad que nos rodea y no vemos (o no queremos ver).

unnamed-124

El progreso, Sr. Chinarro

El disco del cantautor sevillano Antonio Luque fue sin duda de las sensaciones del año… al menos para sus fans. El disco más Chinaro que Sr. Chinarro ha hecho, esta lleno de melodías ascendentes marca de la casa (y potenciadas por el trabajo con J de los Planetas) y sobretodo, de sus habituales letras llenas de sátira e ironía. Ya os dejamos al poco de su lanzamiento todas nuestras impresiones sobre él, y ya empezábamos a tener claro lo imprescindible de este disco. 

belako_hamen-portada

Hamen, Belako

Este año ha visto la luz el segundo largo de Belako, un disco en el que juega un papel protagonista la experimentación. Todos los grupos jóvenes deben experimentar con su sonido, y en las canciones de Hamen encontramos variedad de estilos y sonidos, desde sus raíces más punk y post-rock hasta aires más bailables y tecnológicos, hay variedad incluso de idiomas y una sorpresa en forma de versión. Pero, pese a la mezcla, en todos los temas han sabido mantener su esencia, su firma. Además, se trata de otro grupo con un directo destacable.

cover600x600

Campeones del Mundo, Novedades Carminha

Los gallegos ya nos ganaron con sus anteriores trabajos y se han mantenido con este nuevo disco que, si bien algo diferente en cuanto al sonido y el tono general, mantiene lo que tanto nos gusta de ellos y nos engancha y nos pone a bailar en sus conciertos: su espírito macarra, fiestero, sinvergüenza y directo. Es inevitable seguir, aunque sea con el pie, el ritmo de una canción de Novedades Carminha en cuanto suena, por no hablar de lo que es un concierto suyo.

love_of_lesbian_el_poeta_halley-portada

El Poeta Halley, Love of Lesbian

El nuevo trabajo de Love of Lesbian estaba rodeado de expectativas, tanto altas como bajas, y, al menos a nuestro parecer, los catalanes han sabido cumplir con sus seguidores. Nos han presentado un disco largo, de tono más bien pausado. Atrás quedan las canciones dramáticas de corte más “adolescente”: El Poeta Halley es un disco maduro en sus composiciones, melancólico y adulto, donde Santi Balmes da rienda suelta a su vena más poética para cantarle directamente a la propia poesía y al proceso compositivo de sus canciones. Sin embargo, no todo es reflexión, referencias y juegos de palabras, también dejan hueco para sus habituales extravagancias con temas más psicodélicos y rápidos: parece que aún les queda terreno por explorar.

corizonas_nueva_dimension_vital-portada

Nueva Dimensión Vital, Corizonas

La nota rockera de la lista corre a cargo de Corizonas, la superbanda fruto de la unión de Arizona Baby y Los Coronas. Este es su segundo largo bajo este nombre, para el cual han optado por las letras en castellano y es posible que eso sea lo que les hace tan distintos. Les ponemos la etiqueta de rockeros, pero lo cierto es que Corizonas no se quedan en el rock estereotípico. Con Nueva Dimensión Vital han demostrado que no tienen miedo a experimentar y sorprender, pero siempre con las ideas claras, cosa que dejaron clara desde el lanzamiento de los singles de este álbum.

a1805533068_10

Ultraviolencia, Celica XX

Con su segundo largo, el grupo madrileño ha dado un golpe encima de la mesa. No son el tipo noise que estamos hartos de ver. Tampoco se quedan en un dreampop habitual. Las melodías apoyadas en un certero órgano y la característica voz del cantante en la parte lírica llenan de originalidad los acoples y la distorsión de los instrumentos, postulando así a Celica XX como uno de los mayores exponentes del noise y el psych de nuestro país. Salud y ruido.

Estándar
Crónicas, Festivales

Sobre el lujo que fue ver a Maga en directo en la última jornada del Sonorama Ribera 2016

Pese a los tres días ya de festival, tal vez por costumbre festivalera o por lo atractivo de la última gran jornada del mismo, no noté cansancio alguno en la mañana del sábado. Tras un primer día en el que de la programación de la plaza del Trigo solo me importaba el concierto de Polock, y un segundo en el que me decanté por degustar algo del escenario Charco; la tercera gran jornada del Sonorama Ribera sí me presentaba dos nombres de peso en su mítica Plaza del Trigo.

La mañana comenzaba con Amatria. Ya conocía el show del valenciano, disfruté de él en sala y en el pasado Sansan Festival, pero su show en el escenario Aranda de Duero se presentaba como una auténtica fiesta…y así sucedió. El músico, acompañado por su banda habitual, interpretó principalmente temas de su último disco homónimo haciéndonos a todos los asistentes cantar y bailar temas como ‘Me falta algo’, ‘El golpe’ o ‘Chinches’ (con la aparición fugaz de la mitad femenina de Elyelladjs y sus habituales confetis). Los gritos de “escenario principal”, que sorprendieron y emocionaron a Amatria, fueron más que merecidos, aunque fuera por el ambiente creado.

Modelo Merka

Modelo de Respuesta Polar, por Sergio Merka

Lo mismo, no era la mejor elección, después de la fiesta de Amatria y con el calor más que patente, programar a Modelo de Respuesta Polar como segundo grupo de la mañana. Aún así, sin haber escuchado apenas al grupo, mitad por interés y mitad por compromiso personal, decidí disfrutar del concierto del grupo valenciano. Su pop-rock con finales instrumentales y la propuesta de juntar tres guitarras les hace sonar más que potentes, pero no es grupo que meta la tralla suficiente que se exige en la plaza del Trigo. Dieron un concierto más que correcto, incluso canciones que me sonaba me atreví a canturrear, pero la mayoría del público asistente no prestaba atención alguna; una auténtica pena, tal vez el grupo se hubiera lucido más abriendo el escenario secundario.

Con esto se cerró mi paso por los escenarios del pueblo en este Sonorama Ribera 2016. No voy a negar que me dolió no ir al día siguiente al concierto de Sethler en la plaza de La Sal, pero la experiencia me ha enseñado que a veces hay que dejar de ponerse intransigente si sólo tú quieres ver a x artista, y disfrutar de la compañía de tu grupo puede ser igual de satisfactorio.

Así, el siguiente concierto del que disfruté fue del de Mucho. El grupo manchego es sin duda mi grupo favorito del panorama nacional. El pop cósmico de Martí, Vic, Miguel, Carlos, y últimamente Emil Saiz (de Nothing Places  e Iván Ferreiro) es una religión, y aunque presentaron el mismo concierto, salvo por alguna modificación en el orden de sus canciones, que en el Sansan o en sus conciertos en sala. Aún así, su ‘Pidiendo en las puertas del infierno’ es un disco hecho para que bailemos sin que nos importe nada más, sin importar el calor que sufrimos  tanto público como grupo (sin duda, muy monos las capas de Martí y Emil y muy estilosa la chupa de Carlos, pero deberían acabar el concierto hechos sopas). ‘Grupo Revelación’ es un himno, pero ‘Fue’, canción fija en el cierre de los conciertos de Mucho, es posiblemente, la mejor canción del año en el panorama nacional. Si os gusta bailar, pero sobretodo, si os gusta bailar mal, no os perdáis a Mucho en directo.

Maga Sergio Merka

Miguel Rivera, Maga, por Sergio Merka

Justo fue el tiempo que tuvimos entre salir del escenario grande y plantarse en el segundo para disfrutar de Maga. El mítico grupo sevillano está de 15º aniversario, pero no se puede decir que haya pisado muchos escenarios, así que poder disfrutar de ellos en directo era algo que no podíamos dejar pasar. No soy un gran seguidor del grupo, siendo sinceros; sin razón alguna. Simplemente, no me he puesto a escucharlos a fondo. Tal vez sea por eso que me sorprendieron gratamente. Me esperaba un directo parado, tranquilo y bonito, pero nada más lejos de lo que hicieron Miguel Rivera y los suyos. Sonaron sutiles y eléctricos e intensos a partes iguales. Tal vez reconocí poco más de 3 canciones, pero valió la pena: ya estoy en proceso de profundizar al grupo; y sin duda, vivir ‘Agosto Esquimal’ en directo hizo que se me pusieran los pelos de punta.

Asimilando aún lo ocurrido en Maga, decidí que era buena hora para satisfacer las necesidades digestivas, pues tras eso ya enfilaría la recta final de la última gran noche del Sonorama Ribera 2016. Durante mi cena, Second tocaba en el escenario grande, y por lo poco que oí, todo sigue igual: pese a los notables fallos en el sonido, el setlist se mantuvo principalmente, y la intensidad de Sean Frutos (quien se había subido a cantar con Maga, al igual que Martí de Mucho) y los suyos sobre el escenario no parecía que la hubieran dejado de lado.

Perro es de esos grupos que creía que ya había aborrecido (en parte por el bajón de concierto que viví en el Centro Párraga por allá por abril), pero tras su conciertillo en el Rockola Summer Club de La Azohía, el fanatismo había vuelto a mí. Los gamberros del secano (y del Infante) tuvieron al principio unos (serios) problemas de sonido, pero una vez los solucionaron, todo fue sobre ruedas. Dejándonos temas principalmente de ‘Estudias, Navajas’, su último largo y cuya gira presentación ya da sus últimos coletazos, hicieron que el más que numeroso público nos metiéramos de lleno en su corto concierto, y que en las primeras filas el concierto saliera a pogo por canción. Sin duda, era la sesión bestia de Perro que necesitaba.

Perro Sergio Merka

Perro, por Sergio Merka

Tras el derroche de energía con los murcianos, y sin ningún interés en asistir al seguramente descafeinado concierto de Mando Diao, hicimos tiempo en la carpa electrónica con los temas que nos dejó Angelpop. En sus sesiones tienen cabida temas acertados que van desde Franz Ferdinand hasta Supersubmarina. Buena y coherente sesión la de nuestro paisano.

Ya dejé pasar a Exsonvaldes en el Low Festival, así que su concierto en el Sonorama Ribera, en el cual además participó Helena Miquel como estaba avisado, era uno de los casi imprescindibles. Con un sonido peor que es su paso por la sala REM, pero con un mejor ambiente, presentaban ‘Aranda’, su último disco, y es que se sienten en casa cada vez que se acercan al pueblo burgalés. Entregados a la par que bonitos, dieron un muy buen concierto ante una importante cantidad de gente para la que IZAL no era una opción.

Ya van dos veces que no voy al concierto de Corizonas que los festivales me ofrecen, así que de alguna forma me siento en deuda con Javier Vielba y los suyos de cara a su próximo concierto en la sala REM. Delorean fue el grupo que la organización del festival eligió para cerrar el escenario grande, y para mi cerraron esta última jornada en el recinto. Su propuesta, que se aleja bastante de mi estilo pero que ya conocía, puede ser ligeramente arriesgada, pero el cuarteto crea una armonía perfecta con toda esa maraña de sintetizadores, viéndose potenciada por la batería y, sobretodo en la recurrente guitarra eléctrica.

Decidí pasar la mañana siguiente disfrutando del río y de la parte del pueblo menos movilizada por el festival, buscando un merecido descanso, aunque ahora me arrepienta de no haber visto a Sethler como ya he comentado y, por qué no, a Carmen Boza. Tras ello, la mejor forma de cerrar el festival fue con el concierto de Viva Suecia en el mismo camping. El cuarteto hizo lo que esperábamos, ante un grupo bastante nutrido y entregado que nos dejaba con la idea de que van a triunfar, con poco que sean programados en festivales y se les dé un poco de visibilidad, Viva Suecia llegarán lejos. Tal vez, la mejor forma de empezar, hubiera sido programarlos en la Plaza del Trigo.

Con esto cerré mi Sonorama Ribera 2016. Mi segundo año me dejaba la misma idea que me dejó el primero: el arandino es uno de mis festivales fijos. Por el ambiente, porque nunca decepciona, porque siempre descubrirás algún grupo, conocerás a maravillosas personas y sobretodo, disfrutarás de los mejores 4 días de tu verano. Larga vida al Sonorama Ribera.

Estándar
Crónicas, Festivales

Vetusta Morla rompe los cuarteles de invierno de Benidorm – Crónica Low Festival día 3

Última jornada del Low. Pese al calor, el hecho de que sea domingo y el cansancio acumulado (las tiendas de campaña no son precisamente el alojamiento más cómodo y que más agradezca nuestra espalda), la cantidad de conciertos apetitosos del día nos hace llegar al recinto a primera hora, y es que al fin y al cabo hemos venido hasta aquí por la música.

La jornada comienza con otro grupo nacional de cuyo directo he disfrutado ya en más de una ocasión pero no es una opción perderse. Se trata de Mucho, a quienes, por cierto, los festivales parecen tener la manía de poner a las horas más intempestivas. Aun así, no fuimos pocos los festivaleros que acudimos a su cita a las siete de la tarde, con el sol de frente, en el Escenario Ron Matusalem: la ‘mandanga cósmica’ de Mucho siempre viene bien. Dieron un verdadero espectáculo con los temas de su nuevo disco, Pidiendo en las Puertas del Infierno. Los sintetizadores se adueñaron de Benidorm mediante los temazos que son canciones como ‘Nuevas Ruinas’, ‘Fue’ (mi personal favorita). Martí se paseaba por el escenario, micrófono en mano y cubierto por una manta zamorana, mientras los demás músicos se afanaban frenéticamente sobre sus instrumentos, mención especial para el guitarrista (reciente incorporación), Emilio Saiz, a quien ya hemos bautizado como el tercer hermano Greenwood y que no deja de sorprendernos con su maestría a la guitarra, equilibrando así la vorágine de sintetizadores y teclados del grupo.

MuchoMarti.jpg

Mucho en Low Festival 2016 por Lola López

Llegaba el turno de Xoel López en el Escenario Budweiser y el que acabó siendo uno de los conciertos más sorprendentes del festival. El de Xoel era uno de los conciertos que más ganas tenía de ver del festival debido a que ver al gallego sobre el escenario siempre te saca una sonrisa y te hace bailar con el buen rollo que destilan sus canciones, sus ritmos étnicos y populares, y nuestras expectativas fueron superadas con creces. Al entrar al recinto, nos encontramos con un Xoel suelto sobre el escenario arropado por su banda. Los músicos se atrevieron con todo, dando giros innovadores y frescos a las canciones tanto de la etapa Deluxe (no pudieron faltar ‘Que no’ ni ‘Historia universal (el amor no es lo que cuentan’) como de la etapa en solitario. Vimos improvisación en interludios musicales que nos hicieron bailar, solos de guitarra en los que Xoel demostró el dominio sobre su instrumento, e incluso fusiones de unas canciones con otras. No exagero al afirmar que este directo ha encontrado un puesto en mi top de mejores conciertos, pero por si no me creéis, podéis escucharlo completo aquí: un podcast vale más que mil palabras.

XoelLow

Xoel López en Low Festival 2016 por Lola López

Carlos Sadness no es una opción, así que decidimos reponer fuerzas y explorar las zonas del recinto por las que aún no nos habíamos paseado. En el Escenario Wiko están sonando Badlands, un grupo que no conocíamos pero que no suena nada mal, así que habrá que estudiarlos en casa. Por su parte algunos compañeros se aventuran al concierto de 091, pero sus impresiones no son claras. Al pasar por el escenario Jägermusic me encuentro con el eterno remix del ‘Toro’ de El Columpio Asesino que no puedo creerme que solo haya escuchado una vez en todo el festival.

La curiosidad nos lleva de vuelta al Escenario Wiko, donde va a dar comienzo el concierto de Pablo Und Destruktion. Esta fue la propuesta más interesante y diferente de los conciertos que vi en el festival. Pese a que no tocara ‘A veces la vida es hermosa’, Pablo no nos dejó indiferentes. Unas luces bastante lúgubres acompañaban la intensidad de sus canciones, hipnotizándonos entre sus letras crípticas, los arreglos que la violinista aportaba a los temas mientras baila frente a un foco y alguien toca una guitarra acústica como si de un cello se tratase a la derecha del escenario. Una pena que el sonido de los otros escenarios que estaban activos se colara en la zona de este, ensuciando el ambiente que crean las canciones de Pablo Und Destruktion, pero aun así algunos de sus temas consiguieron ponernos la piel de gallina con su estilo tan único y dolido.

PabloUndLow.jpg

Pablo Und Destruktion en Low Festival 2016 por Lola López

Me gusta cerrar los festivales, a ser posible, con un grupo que me guste especialmente. De este modo, me aseguro que me quede buen sabor de boca. Con el Low fue fácil poner en práctica esta técnica. Miss Caffeina y The Kooks han vivido la misma evolución, a mi parecer, y mientras sus primeros trabajos aún despiertan en mí cierta emoción, soy incapaz de escuchar los últimos discos. Así que los encargados de cerrar el Low Festival para mí fueron Vetusta Morla, uno de mis grupos favoritos.

Vetusta Morla trajo al Low su último concierto del año, con el que afirmaban cerrar una etapa y retirarse a sus cuarteles de invierno personales durante un tiempo. Creo que ninguno de nosotros sabe muy bien qué significa exactamente eso, pero lo cierto es que Pucho y los demás no han parado desde que dieron su pequeño salto mortal con aquel primer Un día en el mundo, y se merecen un descanso.

No es esta la primera vez que veo un concierto de la gira La Deriva, así que, pese a que el setlist no vaya a ser una sorpresa, sí que se aprecian cambios en los temas. Vetusta Morla abre con ‘Pequeño desastre animal’, echando la vista atrás y cautivando a los fans más incondicionales. Los temas de su último disco, La Deriva, suenan sólidos a la vez que emotivos. Los de Tres Cantos conjugan temas de sus tres discos jugando con los contrastes. Nos rompen el corazón con ‘Cuarteles de Invierno’ o ‘Copenhague’, para luego subir toda nuestra energía con la potencia de temas como ‘El hombre del saco’ o una apoteósica ‘La cuadratura del círculo’. Demuestran que no han perdido su esencia pese a su fama, siguen dando conciertos que dejan sin habla e innovando en sus canciones. La potencia del bajo, los arreglos entre los dos guitarristas, la diversa percusión de sus temas y la peculiar voz de Pucho siguen siendo razones para verles una y otra vez.

Con el cierre con ‘Los días raros’ llega la magia tras el caos de ‘La cuadratura del círculo’. El silencio se adueña del recinto del escenario principal y todos miramos expectantes hacia el frente, el delicado tema de Mapas embelesa al público, que no contiene los aplausos y levanta las manos dejándose empapar de los sonidos de Vetusta Morla. Esperamos que esa retirada a sus cuarteles de invierno no se nos haga muy larga.

Finaliza así mi Low Festival 2016, un festival caracterizado por el buen ambiente, el calor, los rascacielos, el césped y las gradas en los escenarios, y un cartel lleno de propuestas muy diversas pero todas con un hilo conductor que hace que peguen unas con otras y el conjunto no desentone aunque no sepas muy bien por qué. Un festival que tener en cuenta en la ruta festivalera de la península y que cada año no deja de crecer y de sorprender.

Estándar
Recomendaciones, Recomendaciones Festivales

Los 10 imprescindibles del Low Festival 2016

Ya hemos entrado de lleno en la temporada festivalera: la inauguramos con el SOS 4.8 y seguimos con el Mad Cool y ya tenemos en el punto de mira la próxima cita: el Low Festival de Benidorm, que hace más de una semana cerró su cartel. Os dejamos con nuestra lista de bandas imprescindibles que actuarán en el festival entre los días 29 y 31 de julio:

32423-620-282

Los Planetas:

Sin duda son uno de los grupos más importantes de la escena indie del país. El concierto de J, Florent y compañía será además un formato especial de 2 horas y media; por lo cual afrontamos el que seguro será un concierto lleno de himnos con una gran expectación.

Las Ruinas:

El trío catalán lanzó el año pasado un genial disco (Siesta Mayor) que no hizo sino engrosar la lista de temazos de letras concisas y ácidas y sonido powerpop que forma su amplia discografía.

Black Lips:

El cuarteto de Atlanta fue de los últimos hombres de unirse al cartel del festival levantino. Con una extensa discografía, seguro que nos muestran un directo enérgico y divertido con sus guitarrazos de garage con regusto psicodélico.

Terrier:

El cuarteto de Madrid probablemente se haya puesto a la cabeza de la escena underground de dicha comunidad, todo gracias a su reciente segundo disco, ‘La Plaga’ (Sonido Muchacho, 2015), en el cual oscuridad y pop forman un matrimonio perfecto.

Niños Mutantes:

Otro grupo mítico de la escena alternativa nacional: Niños Mutantes han cumplido 20 años de trayectoria hace poco y podremos celebrarlos con su directo en el festival, un concierto que, sin duda, estará lleno de temas más que conocidos y que todos corearemos.

Suede

Suede:

El mítico grupo liderado por Brett Anderson sigue en forma. Sus últimas referencias discográficas y sus intensos directos lo avalan y los convierten en el cabeza de cartel más apetecible del festival para muchos.

La M.O.D.A.:

No es nuestro primer concierto de los burgaleses, pero es que este es un grupo que merece la pena ser visto todas las veces posibles. Cuidan al máximo sus directos, haciendo que cada concierto no sea igual que el anterior, así que contagiarán de su energía a los nuevos y a los ya asiduos a la banda.

Xoel López:

Siguiendo con los grandes nombres nacionales, Xoel López traerá al Low su ambiente de atardecer veraniego en la playa con las canciones de sus trabajos en solitario, pero seguro que no faltarán temas más cañeros de la época de Deluxe: un concierto lleno de matices que no habrá que perderse.

Hot Chip:

La banda británica de synthpop serán seguro uno de los directos mas divertidos del festival, puesto que su discografía no es si no una enorme fábrica de hits, y supondrán un genial cierre para la jornada del viernes, dejando el festival muy arriba en su primer día.

Mucho:

Otros a los que tampoco nos cansamos de ver en directo. Hace unos meses sorprendieron a todo el mundo con su nuevo trabajo, Pidiendo en las Puertas del Infierno, y llevarán su arsenal de sintetizadores hasta Benidorm para hacernos flipar con su directo.

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

8 nuevas confirmaciones para el Low Festival 2016

Esta mañana el Low Festival ha incorporado 8 nombres al cartel de su edición de este año, que se celebrará los días 29, 30 y 31 de Julio en Benidorm.

8 Confirmaciones Low Festival

La tanda de confirmaciones viene encabezada por Mucho, a quienes pudimos ver en el Sansan y que en su primer concierto en el festival presentarán uno de los mejores discos del ámbito nacional; y por La Maravillosa Orquesta del Alcohol, a quienes también disfrutamos en el Sansan y que ayer fueron confirmados para La Mar de Músicas de Cartagena.

El cantautor Pablo Und Destruktion es otro de los nombres más llamativos de la tanda de hoy, que completan los djs DJ Coco y Raretraxx y 3 bandas locales, Badlands, Holy Paul y La Hora del Té. Estos 8 nombres se unen a un cartel que la semana pasada fue organizado por días y que encabezan Suede, Los Planetas, Belle & Sebastian, Vetusta Morla y Hot Chip, y que cuenta también con interesantes nombres como Terrier, Sr. Chinarro, Novedades Carminha o Juventud Juché.

Tras agotar los abonos VIP Budweiser y VIP POOL, así como el primer cupo de entradas de día, actualmente están a la venta los últimos abonos generales por 64€. El precio cambiara a las 23:59 de esta noche.

Estándar
Crónicas, Festivales

Tercer día para quedarse afónico en el Sansan Festival

Si el segundo día del Sansan fue el mejor musicalmente, el tercero fue en el que me dejé llevar por la indie fórmula y lo di todo. Aquí, la crónica de esta tercera jornada.

Mucho por Lola López.

La tarde comenzaba un poco accidentada (con retrasos a la hora de abrir las puertas, posiblemente porque Polock estaba aún probando sonido) con el concierto cuyo horario más había dado que hablar. El que es sin duda mi grupo favorito de la escena nacional, Mucho, comentó incluso por sus redes sociales, lo costoso de dar un concierto a las 5 de la tarde, y a Vic se le vió con cara de sueño al bajarse de la furgoneta. Aún así, el grupo lo dió todo sobre el escenario, y la poca gente que se había acercado a soportar el calor, que en esta ocasión no fue únicamente porque el azote de la Mancha abriera las puertas del infierno. El grupo muestra una conexión brutal en el escenario, aún siendo el primer concierto que daban con Emil Saiz (guitarrista de Nothing Places). Este doble de Ian Curtis (o de uno de los Greenwood para mis compañeros) mostró una maestría importante con su instrumento, liberando a Martí y Vic y entregándolos íntegramente a los teclados. Esta liberación animó a Martí a salir de su cuadrilátero de sintetizadores y bailar en más de una canción. El grupo cumplió, pese a todo lo que tenían en contra, y agradecieron en todo momento la asistencia de un público que respondió de forma sobresaliente.

Siguiendo con las melodías bailables, Polock se subió al otro escenario y dejó una serie de canciones frescas que nos recordaron a Phoenix, Kakk o The Royal Concept, pero que al no aportar nada original acabaron haciéndose repetitivos. Con ‘Fireworks’ o ‘Everlasting’ tuve suficiente. Tras ellos, y solapándose con Full, nuestro amigos de The Purple Elephants tocaban dentro de esa “resituación” dentro de la Falkata. Con un sonido mediocre pero con las luces funcionando (no fue así en el caso de sus compañeros Nunatak el día anterior) dejaron sus melodías de guitarras distorsionadas que nos evocan a Desiertos y se animaron a volver al inglés, cerrando con ‘We will ride the moon until the end’, lo cual les sentó muy bien, y lo mismo deberían replantearse la vuelta a la lengua universal. Tristemente para ellos, el público no respondió como el día anterior (y de hecho, en Full hubo más afluencia de gente que en Modelo de Respuesta Polar).

Zahara nunca ha sido santa (nunca mejor dicho) de mi devoción, y no le presté atención. Movilizando a un importante número (que probablemente ya se quedaran el resto de la jornada) ofreció un concierto del que sólo me atrevo a remarcar que defendió de manera sobresaliente una versión de la canción ‘Te debo un baile’ (que no me cansaré de remarcar que es de Nueva Vulcano), que llevo a su terreno completamente.

Seguidamente era el turno del que probablemente sea el grupo murciano con más caché de la escena. Second se subió al escenario grande a dejar una sucesión de sus siempre pegadizos temas. Lamentablemente, al repetirse los problemas de organización en lo relativo al photopass de Lola, no puedo adjuntar una foto en condiciones de Sean Frutos y compañía. Más allá de este aspecto, el grupo ofreció un concierto enérgico desde el primer momento, con melodías bailables, y letras que aunque a veces puedan invocar imágenes vacías o usar rimas fáciles, en otras a algunos nos llegan irremediablemente (“no quiero marcharme y que parezca que la herida ya no sangra”). El público, numeroso como en toda la jornada, era inevitablemente que estuviera entregado (servidor incluido) durante todo el concierto y que temas como ‘2502’ o el cierre con ‘Rincón Exquisito’ sonaran demoledores.

Dorian es uno de esos grupos que te persiguen, que es inevitable no escucharlos, y que también hacen estribillos repetitivos y pegadizos. En el Sansan Festival volvieron aun formato eléctrico, sin las cuerdas que acostumbraban a llevar en la gira de ’10 años y un día’, y el público lo agradeció. Todos, aunque sea de forma involuntaria, nos sabemos ‘A cualquier otra parte’ o nos venimos arriba con el cierre típico con ‘La tormenta de arena’, pues sus estribillos y melodías enganchan de manera excepcional. Aún así, no se salen del canon que hemos ido comentando, y algunos acabamos cansándonos.

Supersubmarina, por Lola López.

Supersubmarina es uno de los grupos con los que de alguna forma (aunque sólo durante unos tres años de mi corta vida) he crecido, y que aunque ya no sean habituales en nuestros reproductores de música, están ahí, en nuestro interior jovenzuelo (más aún). Los andaluces presentaron un muy acertado setlist en el cual sus temas más clásicos (y aclamados en su momento y ahora) tuvieron mayor importancia. Así, nos vinimos arriba de forma irremediable con ‘Kevin McAllister’ o ‘Puta Vida’ (reconozco que esta canción es de mis placeres prohibidos). Si bien en temas como ‘Viento de Cara’ no sentimos mas indiferentes, ‘Hasta que sangren’ aún nos engancha y no hace gritar, como ellos mismos dicen. Pese a todo, este jovenzuelo se ha hecho mayor, y o bien ha perdido memoria o se da cuenta de que José Chino (quien pidió paciencia para la organización, levantando pitidos entre el público) se salta versos, acortando las canciones, tocando así un gran números de temas y llegando a hacerse el concierto un poco largo.

Algunos estábamos muertos y sin ganas de aguantar a Grises y una casi siesta en la zona VIP lo reflejó. Además, nuestras gargantas se había ido con Sean Frutos, Marc Dorian y José Chino, perdiéndose en la vorágine del indie pop nacional. 

Estándar
Conciertos, Crónicas

Mucho, hijos de la noche; nosotros, instrumentos de las fieras

El pasado viernes uno de los grupos predilectos de El Final del Círculo (o al menos de este 50%) tomaron la 12&Medio, dentro del ciclo Microsonidos. Allí estuvimos, disfrutando de su pop cósmico y el rollo tecnofollaca que llevan los manchegos.

Fueron los locales Lücky Dückes (a los cuales por razones espacio temporales no pudimos llegar) e Inkeys los encargados de ir moviendo el ambiente. Estos últimos sonaban bien, las melodías daban tumbos entre el rock, el funky e incluso bases de hiphop, pero sonaban sólidas a menudo, salvo en las canciones en las que no era el bajista el encargado de las voces y en las que se decantaban por la lengua nacional. El inglés, el rock puro sin fusiones y la voz del bajista les sienta mejor a estos totaneros.

Salimos un momento a tomar el aire y dejar unas cosas en el transporte oficial del blog, y a la vuelta nos encontramos al grupo manchego en la puerta. No esperaba que un grupo al que he visto 3 veces, en la misma sala, con el cual he podido hablar de forma cercana (que cuarteto más majo) y que nos recuerda a mis acompañantes y a servidor me fuera a imponer tanto. Nuestras entrañas se debaten entre el putifaneo que sentimos por el grupo y el respeto por los artistas. Decidimos hacer caso a la mitad serena y entrar a la sala como si nada. Salvo porque ellos entraron justo detrás de nosotros y el aura de respeto se notaba.

Tras unas pocas canciones del grupo Inkeys que confirman lo más arriba comentado, se despiden y adelantamos posiciones. Martí y compañía salen al escenario para montar sus 4 sintetizadores (solo Ducal, el batería, se salva de usar un cachibache electrónico). Cuando Vic toca las primeras notas de ‘El león de tres cabezas’ para probar su piano empezamos a elucubrar sobre cual será el tema de apertura. Nuestras apuestas, encabezadas por dicho tema, fueron erróneas.

_DSC0977

Mucho por Lola López

El grupo manchego comenzó con ‘La primera luz del día’ temazo que mucha gente no tiene escuchada o que simplemente, no entiende por ser más distinta para el cuarteto. Eso que hace distinto al tema es lo que hace que en la sala se forme una atmósfera que te diche ‘Mucho está en el escenario’. No cabe duda, si alguien hubiera cometido el error de llegar tarde, o hubiera entrado por casualidad o error a la sala, hubiera sabido que grupo estaba tocando.

Tras ese genial tema de apertura, y para sorpresa de algunos, encadenan tres temas de su penúltimo disco, el ‘Apocalipsis’, incluidos ese himno que es ‘Más feliz sin televisión’. Y es que, hasta mitad del concierto, sólo tocaron una de ese disco que nos ha volado la cabeza a todos que es ‘Pidiendo en las puertas del infierno’, la preciosa y sutil ‘Los amantes no olvidan’. Todos nos miramos riendo cuando en ‘El lustroso alarido’ hace un llamamiento a que caiga el partido….popular, o nos alegramos a oír ese otro temazo que es ‘Motores’.

Es en la segunda mitad cuando avisan que están presentando “su ¿primer? disco” el anteriormente comentado. Con Sucumbe el universo, flipamos con el moog del bajista, Miguel, la letra y ese verso dedicado a Aznar nos puede (“tú, que ahora hablas catalán en la intimidad”) y el grupo se siente genial en el escenario: Ducal se marca un sólo de batería, y el resto del grupo lo flipa como nosotros. Sólo ‘Grupo revelación’ interrumpe las 7 canciones que tocan del último trabajo. Ese tema, recogido en un genial single (que contiene un bonus track en las plataformas digitales) tiene vocación de himno, y los asistentes a la sala lo demostramos: Todos cantamos y coreamos el ‘¿Os podríais ir todos a la mierda? Ni aun así aceptaréis que sois ratas negras.” con el brazo apuntando al techo.

Nos dejan esa genial balada cósmica que es Perro Negro SL, donde se ponen en la piel del ex ministro Wert y Martí, interactuando en todo momento con el público, avisa que nos dejan dos canciones, un ambiente de tecnofollaca y se van, pero que luego bajan al bis, ya si queremos decir lo de “otra, otra” es cosa nuestra. Ese ambiente tecnofollaca se llama Giorgio by Moroder y es de Daft Punk. Si bien los bises estaban cantados, los esperábamos ansiosos. Nuevas Ruinas y las ganas de bailar (imitando al bajista, Miguel, en el videoclip) son reales.

La canción más esperada por servidor, ‘Fue’, es la encargada de cerrar el concierto. Hace que hasta el propio Martí se venga arriba, salga de su cárcel de sintetizadores y cante entre los integrantes del grupo. La cercanía con el público, la familiaridad entre los 4 músicos y la letra demoledora de esta canción hace que queramos más, pero el grupo se despide (con bailes incluidos de Miguel, Martí e incluso Victor Cabezuelo) mientras suenan Los Cazafantasmas y el público corea el estribillo. Nos quedamos esperando a que bajen, comentamos un par de cosas Martí y, aunque nos hubiera gustado hacer lo propio con Miguel y Ducal, no bajan del backstage y decidimos irnos, con el gusto de haber disfrutado una vez más de este grupo tan especial.

Estándar