Confirmaciones Festivales, Festivales, Noticias

Últimas confirmaciones y programación paralela del Low Festival 2018

El festival afincado en Benidorm nos ofreció hace unos días un cierre de cartel bastante reseñable, que se unirá a un ya nutrido listado de grupos para celebrar el décimo aniversario del festival.

Estas nuevas confirmaciones nos traerán a la Ciudad Deportiva Guillermo Amor nombres nacionales como los de Egon Soda. La banda barcelonesa nos obsequiará con su nuevo trabajo “El Rojo y el Negro”, en el que aparcan su sonido más castizo y reconocible para poner el foco en el mestizaje y la versatilidad, lo que no es negociable es el discurso comprometido y de tintes políticos que les ha acompañado todo este tiempo. Otra de las bandas que se suman al cartel es La M.O.D.A, con nuevo proyecto de gran arraigo y una importante carga épica, que incluye canciones diseñadas para ser coreadas por miles de sentidas gargantas en un emocionante concierto. Además de lo citado y del cartel ya confirmado, tendremos el Synthpop psicodélico de Poolshake, a Kero Kero Bonito, Sienna y Anibal Gomez Dj Set.

NL CONFIRMACIONES ESTATICO_NL.png

Cabe destacar la gran apuesta del festival valenciano por la electrónica, intensificada en esta edición por el ambicioso proyecto Beats by Low. Dicha programación estará liderada por 23 djs y productores tanto del ámbito nacional (Yahaira, Miqui Brightside, Dani Less…) como internacional (Louisahhh, Alan Braxe…).

Por lo que en esta décima entrega tendrán gran protagonismo los sintetizadores y las mesas de mezclas, aportando un grado de heterogeneidad inédito hasta ahora.

beats_NL.png

También hemos podido conocer la logística del recinto de la Vip Pool, el cual gozará de gran cuidado y detallismo para ofrecer una experiencia catártica con todo tipo de lujos, una visión diferente del festival. La propuesta “VIP Live” se antoja como una manera relajada y distendida de vivir los conciertos desde la zona de piscina, pues consistirá en una pantalla gigante para ver en “riguroso directo” todas las actuaciones que tengan lugar en el escenario principal.

Por supuesto, la zona contará con su propio Pool Stage, por el que desfilarán numerosos djs y actuaciones exclusivas a lo largo del día. Pasarán entre otros La Resistance, Vilanoise, Monterrosa…

poolstage_IGpost.png

Por último, informaros de que durante las mañanas del festival se celebrarán cuatro Pool Parties en el Hotel Benidorm Celebrations, las cuales serán gratuitas si se dispone de Abono Low 2018.

TWpost.png

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

Anunciado el cartel por días del Low Festival 2018

Tras dejaros de forma express las últimas confirmaciones del Low Festival, anteayer mismo el festival anunció los nombres que actuarán en su fiesta presentación, así como la distribución por días de los nombres hasta la fecha confirmados. Desde ayer se pueden adquirir, en su web, las entradas de día.

unnamed (1).png

El jueves 26 de julio, Vive La Féte, Joe Crepúsculo y los DJs Friday y Pollo abrirán la programación de Low Festival 2018 con más de cuatro horas de música gratuita en primera línea de mar, como ya hicieran el año pasado Chk Chk Chk!, Miss Caffeina y Rusos Blanco.

Con respecto a la distribución por días, a diferencia del año pasado, vemos una mayor compensación, no habiendo ningún día en el cual la primera línea se nos quede más pobre que otro. Phoenix serán los encargados de encabezar el primer día, cuando también actuarán Vitalic, León Benavente, Mujeres o nuestros paisanos Alien Tango. El sábado el plato fuerte serán The Chemical Brothers, sin desmerecer a unos históricos como Los Planetas o bandas emergentes de la talla de Bala, o Dûrga. Y por último, Editors encabezarán una última jornada donde encontramos también a Woods, Perro o Modelo de Respuesta Polar, bandas fetiches de este blog.

Pero el Low no se queda en estos. desde la organización del festival, que tendrá lugar los días 26, 27 y 28 de julio en Benidorm, Alicante, han prometido que habrá más nombres que se unirán al cartel del festival: conciertos y sesiones de DJs que tendrán lugar tanto en el recinto del festival como en las preparties oficiales en el Hotel Oficial del certamen, Benidorm Celebrations.

Los abonos siguen costando a día de hoy 71€ + gastos, y las entradas de día se pueden adquirir desde 38€ + gastos en la página web del festival.

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

Editors y nuevas bandas Jagermusic, últimas actualizaciones del cartel del Low Festival 2018

Cada vez el calor se hace más insoportable, y no sólo se nota en los nuevos looks que vemos por las calles, si no por las últimas actualizaciones de los festivales de nuestro país, que van ultimando sus carteles. Uno de nuestros festivales favoritos, el Low Festival de Benidorm, hizo lo propio anunciando la semana pasada a su último cabeza de cartel.

TW POST NUEVA CONFIRMACION_TWpost.jpg

Serán los británicos Editors quienes completaran la primera linea del festival. El grupo de Tom Smith ya actuó en la edición de 2014 del festival, y en este 10º aniversario compartirá escenario con otros cabezas ya confirmados como The Chemical Brothers o los franceses Phoenix.

Antes de confirmar a los naturales de Birmingham, el festival nos había dejado una serie de confirmaciones con interesantísimos nombres de segunda línea como es el caso de la psicodelia folk de Woods o el más que consolidado indie pop de Niños Mutantes. Junto a ellos, el dj portugés Moullinex o Carlos Sadness daban forma a una tanda de confirmaciones completada por 5 bandas de la nueva propuesta Jagermusic. El garage pop de Aloha Bennets o Melenas, así como el punk de Runa son sin duda tres opciones que, salvo razones de fuerza mayor, no dejaremos escapar, y, si es posible, nos acercaremos a descubrir las tan originales propuestas de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba o Esteban & Manuel.

Las entradas del festival se pueden comprar en la página web por 71€ + gastos, estando las entradas VIP agotadas.

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

Biffy Clyro, Kakkmaddafakka, Los Planetas y León Benavente encabezan tres sucesivas tandas de confirmaciones del Low Festival 2018

La próxima edición del Low estival sigue sumando nombres a una nutrida e interesante lista. El prolífico trío británico Biffy Clyro, que consiguió el reconocimiento internacional con su magnánimo trabajo Only Revolutions (2009), pisan nuestro país con motivo de la gira de presentación de su último trabajo, Ellipsis (2016). Con un directo especialmente energético es sin duda de las grandes citas de este año, junto a los ya anunciados The Chemical Brothers y Phoenix. Imposible será no moverse también con Kakkmaddafakka. Los noruegos, que sienten una especial predilección por nuestro país, hacen de todos sus conciertos una verdadera fiesta en la que nadie se queda sin disfrutar. Por otro lado, los estadounidenses Vintage Trouble, otra de las bandas internacionales confirmadas, prometen hacernos bailar con su rock’n’roll más elegante y movido.

28828240_10155381862147135_2294020279501188669_o.jpg

Respecto al panorama patrio, Los Planetas pisan Benidorm dos años después, esta vez con su aclamado último disco, Zona Temporalmente Autónoma (2017) bajo el brazo. A los granadinos se suman León Benavente, sin duda una de los directos más potentes en nuestro país actualmente. Únicamente con dos trabajos a sus espaldas (su debut homónimo y 2), pero qué dos trabajos.

Y es que esta edición trae además un atractivo surtido de grupos nacionales que merecen mención, sin duda de honor. Entre ellos se encuentran los gamberros gallegos Novedades Carminha, los enormes Belako (presentando su nuevo disco Render me numb, Trivial violence), Modelo de Respuesta Polar y nuestros paisanos más honorables, Perro, que nos traen su recién salido del horno Trópico Lumpen. De lo mejorcito que se puede encontrar ahora mismo por aquí, vaya. No nos olvidaremos tampoco de pasarnos a ver el directo de nuestro querido gallego Iván Ferreiro. Mención también a los potentísimos Bala, a los barceloneses Mujeres (quienes el año pasado sacaron Un Sentimiento Importante, su último y más que bien recibido trabajo) y Alien Tango, eclécticos embajadores de la escena emergente murciana.

El Low Festival tendrá lugar los días 27, 28 y 29 de Julio como siempre, en la ciudad alicantina de Benidorm. Actualmente puedes conseguir tu abono desde 67 euros en la página oficial del festival: http://lowfestival.es/abonos

Estándar
Confirmaciones Festivales, Noticias

El cartel del Low Festival comienza a tomar forma

Una de esas citas que no acostumbramos a dejar pasar en nuestro calendario festivalero todos los veranos es el Low Festival de Benidorm, que este año agrupará una serie de nombres de nivel bajo la etiqueta #TheBigLow los días 27 a 29 de julio en la ciudad de Benidorm. A lo largo de los últimos meses han dado a conocer dos señores cabeza de cartel y una serie de nombres que no nos han dejado indiferentes en mayor o menos medida.

TW-POST-DICIEMBRE.png

Los dos primeros nombres del cartel fueron sin duda un golpe encima de la mesa por parte del festival alicantino. Por un lado, la electrónica de The Chemical Brothers, y por otro el indie pop de los franceses Phoenix son dos grandes confirmaciones que prometen hacernos bailar en la noche de Benidorm como si no hubiera un mañana. Sabemos de buena mano que ambas bandas no suelen defraudar en directo; prueba de ello es el concierto que pudimos ver de los segundos en el Vida Festival el pasado 2017.

Pero no todo son nombres internacionales. Si bien es cierto que volveremos a disfrutar de la chilena Javiera Mena tras tener su pop independiente en 2016, también repiten grupos de nuestro país como los incansables IZAL, quienes también estarán en nuestro WAM Estrella Levante y seguramente en infinitud de festivales de nuestra geografía. Otro habitual de los festivales el Joni Antequera, alias Amatria quien presentará su nuevo álbum, ‘Algarabía’ en el cálido Benidorm. También la andaluza La Bien Querida lanzó álbum a finales casi de 2017, y estará presentándolo en el Low Festival en 2018.

Pero como no solo de indie pop vive el público y la organización del Low lo sabe, en las últimas confirmaciones se colaron dos interesantísimos grupos del mundo del garage. Por un lado, unos viejos conocidos paisanos de El Final del Círculo: los gamberros Perro, quienes tendrán seguro mucho que contarnos, pues su nuevo disco se encuentra en el horno. Por otro, y como es habitual, el Low Festival apostará por grupos emergentes, y el primero de los confirmados son el trío madrileño La Plata, que con su EP de sonido post-punk y titulado ‘El Atasco’ nos ha puesto los dientes muy pero que muy largos.

Y todo esto condensado en 3 días y con un precio de 60€ más gastos para el abono, que se puede conseguir en su propia página web. Sin duda, desde este medio no nos cansamos de repetir que en relación calidad-precio-ambiente, el Low Festival es uno de los mejores festivales nuestro país y por tanto, una cita ineludible.

Estándar
Crónicas, Festivales

Low Festival Domingo 30 – ¿Para siempre?

Comenzamos el último día de festival con las expectativas bien altas. El primer concierto de la jornada era la actuación del colectivo de rap/trap Agorazein (AGZ para los amigos) bajo el sol abrasador del escenario Matusalem. Y pese a que quizá desentonaba un poco con la tónica general del festival, era un concierto que (casi) todos esperábamos ver. Pero la decepción cayó como un jarro de agua fría tan pronto como cruzamos la puerta del recinto y quedaron patentes los graves problemas técnicos con los que tuvo que lidiar el colectivo liderado por C Tangana. Al llegar finalmente al escenario descubrimos, a nuestro pesar, que apenas se oyen las bases de las canciones, y mucho menos los potentes bajos que las caracterizan. No exagero cuando afirmo que el volumen del público cantando los temas era mucho mayor que el de las voces (o el autotune) de los tres críos (en palabras de RTP) vestidos en chándal subidos ahí arriba. Los cuales, independientemente del sonido, olvidan más de una estrofa mientras cantan, o mientras C Tangana, a modo de maestro de ceremonias, intenta animar a un público totalmente venido abajo y arranca con Espabilao. Canto Superreservao, tema por el que siento especial predilección, escuchándome más a mí que a la música; es un quiero y no puedo. Con 100k Pasos parece que mejora algo el volumen, pero ya es demasiado tarde, y acaba el concierto dejándonos un amargo sabor de boca. Sólo puedo pensar que no era otro sino Nega quien estaba en la torre de sonido.

20819086_10154854105792135_113012617879514461_o

Agorazein (foto oficial del Low Festival por Javier Rosa)

No nos quitamos el mal sabor de boca ni con el agua que proporciona la bendita fuente de la que dispone el festival, y decidimos no movernos del escenario Matusalem. Esta vez sí queríamos estar bien dentro del meollo. Acto seguido, Triángulo de Amor Bizarro hacen su aparición y comienza a sonar el pesado ritmo de Gallo Negro se Levanta. Casi he perdido la cuenta de las veces que he visto en directo a estos gallegos, pero he de decir que esta vez fue especial. De verdad que creo que no son conscientes del ruido y el caos (en el buen sentido, por supuesto) que arman aquí abajo. No podemos reprimirnos y nos zambullimos de lleno en la vorágine que se forma conforme aumenta la tensión en cada canción. Llega Amigos del Género Humano y todo acaba por explotar. Saltamos y chocamos como si un terremoto sacudiese el suelo de Benidorm, mientras no dejamos de corear a pleno pulmón el estribillo de Baila Sumeria. Acabamos sin un ápice de aliento en nuestros pulmones.

Una vez recuperados, dedicamos algo de tiempo a entonarnos antes de partir hacia el escenario principal. Mención especial a Charlie por las copas que pudimos disfrutar gracias a su bondad y misericordia. Las cuales hicieron, por otro lado, que la respuesta al eterno debate (¿meternos de lleno en el concierto o quedarnos algo fuera para bailar?) fuera contestado rápidamente: queremos bailar con Lori Meyers, como profetizó el frontman de Sidonie. Y empieza a sonar Planilandia, y nosotros empezamos a movernos al ritmo de los granadinos. Y Lori suenan impecables. Pero en mi opinión, falta algo. Pese a que traen consigo todo un espectáculo visual (con enormes pantallas LED) y su ejecución es brillante, no montan la fiesta que antaño habrían armado. Echo en falta un Noni totalmente desinhibido que jalee a las masas. A esto se suma el hecho de que las canciones del nuevo disco (Zona de Confort, Todo lo que dicen de ti) se prestan a tocarlas con mimo, cuidando los detalles, además de que la mayoría de ellas tiene un sabor baladero. Eso sí, cada arreglo es cuanto menos oportuno y pertinente, y el conjunto entero suena espectacular. De cualquier manera, coreamos sin pensarlo canciones que son ya himnos consagrados, como El Tiempo Pasará o ¿Ahá han vuelto?, sin olvidar Mi Realidad y Emborracharme, con la que el público acaba, cómo no, de enloquecer. A mí, por otra parte, se me ha pasado el ciego. Ponemos rumbo de nuevo al escenario Matusalem.

Es el último día, y se nota; el cansancio hace mella en nuestros pies. Y como no es la primera vez que vemos al genial Xoel López en directo (sin ir más lejos lo vimos en la pasada edición del Low), decidimos verlo alejados, sentados en el césped del escenario Matusalem. Para ello, tuvimos que sacrificar asistir al concierto de Geografies, de lo cual admitiré que me arrepiento. Pero he de reconocer que con Xoel siempre se pasa un buen rato, aunque no sea la hora más adecuada para un concierto así (en mi opinión, Xoel y AGZ deberían haberse intercambiado sus respectivos horarios). Sea como sea, el cantautor gallego sabe perfectamente dónde está y qué hora es. Y por ello su setlist estará repleto de canciones de Deluxe, como es el caso de Reconstrucción e Historia Universal, que permiten meter más caña que las canciones de sus dos discos en solitario. Y deja Tierra para el principio, porque por mucho que nos guste no es hora para una canción así. A partir de ahí, Xoel se adueñará del escenario, sin soltar su guitarra eléctrica más que para interpretar algunas joyas como son De Piedras y Arena Mojada y la preciosa Hombre de Ninguna Parte, que llena el escenario de ritmos y melodías tropicales. Aprovechamos para cenar y dar una vuelta, sin alejarnos mucho del escenario.

Y es que El Columpio Asesino eran los siguientes en subirse a él. Comienza una línea de bajo constante que no parará hasta que se bajen del mismo, como si fuese un latido que no cesa. “Arde Babel, arde Babel, arde Babel con sus torres de papel”. A partir de ahí somos testigos de cómo crece la tensión en cada uno de los temas. Se puede palpar en el ambiente, se puede cortar. Como si estuvieran pisando el acelerador en medio de una carretera desierta (con un perro reventado en el arcén), todas las canciones son un crescendo que no acaba de estallar. Suenan Perlas, y como si nos hubieran oído pedirla, empieza Ballenas Muertas en San Sebastián, que suena más oscura que nunca. Y los que están subidos en el escenario parece que están aguardando algo, como un cazador agazapado esperando a su presa. A veces me dan hasta miedo. Son los gritos y gemidos espontáneos que se oyen a veces, y esa línea de bajo que sigue sonando, incansable. Hasta que llega Toro, y la noche alcanza su clímax. “Te voy a hacer bailar toda la noche. Toda la noche.” Con este verdadero himno ponen fin a la escalada de tensión que ha sido su concierto, que ha sido más un thriller que otra cosa. Y con este concierto ponemos fin a nuestra segunda edición del Low, porque nuestros cuerpos necesitan un respiro. Decimos adiós a Benidorm una vez más, esperamos poder volver el año que viene.

20819693_10154854113832135_1460264335833293451_o

El Columpio Asesino (foto oficial del Low Festival por Liberto Peiró)

Una última mención especial a La Guardia por protegernos en las oscuras noches de camping.

Estándar
Crónicas, Festivales

Low Festival Sábado 29 – Ping pong

Me consuelo diciéndome que la intención es lo que cuenta. Porque pese a que empezase a unas tempranas 19:30 en el escenario Matusalem, me hacía especial ilusión asistir al concierto de The New Raemon y McEnroe, aunque no fuese la primera vez que veía a Ramón Rodríguez y Ricardo León actuar conjuntamente. De cualquier manera, un retraso en el autobús que nos llevó del camping al festival nos hizo perdernos la mayor parte del concierto. “Ya se ha acabado nuestro disco”, escuchamos decir a Ramón nada más llegar. Lo que siguió a partir de aquí fueron temas de los dos músicos en solitario, con lo que pudimos disfrutar de temas mayúsculos como La Palma o Rugen las Flores, por parte de McEnroe, y Reina del Amazonas por parte de Ricardo, todas ellas versiones más intensas de lo normal. Bajo un sol no poco intenso, he de añadir.

20543687_10154813509377135_3000909804108842802_o

Sidonie (fotografía oficial del Low Festival por Javier Rosa)

Acto seguido ponemos rumbo al escenario principal (en el que por suerte predomina la sombra) para escuchar, en mi caso por primera vez, a Nada Surf. Y pese a no haberlos escuchado mucho (ni saberme mucho menos alguna letra), el simpático trío neoyorquino no deja a nadie fuera de su concierto. Hacen partícipe a todo el mundo en la mayor parte de las canciones, las cuales suenan potentes y sólidas, potenciadas por la actitud de cada uno de los miembros del grupo. Hasta el punto de que el bajista, que es español, traduzca en tiempo real algunas estrofas, y pidan ayuda al público para que elija qué tema tocar para cerrar el concierto (Popular), que se ha hecho entretenido hasta para alguien que no los ha escuchado prácticamente nada. Sin duda se merecen una escucha más en profundidad por mi parte.

Ya de nuevo en el escenario Matusalem (porque eso es lo que tiene el Low, a veces pareces ser una pelota de ping-pong entre escenarios) nos sentamos en el césped para escuchar vagamente y de lejos a Neuman (Paco Román), paisano por el que sentimos especial predilección. Y a pesar de todo, en mi opinión, al conjunto murciano le falta una potencia que sí tuvo en otro momento, que hace que el público a esa hora de la noche no acabe de conectar. Con la interminable (para bien o para mal) Sil Fono, volvemos a dejar atrás el escenario mediano para ponernos rumbo al escenario principal para el concierto de Sidonie.

Pero la mayor parte de la gente había tenido nuestra misma idea, y de repente nos vemos inmersos en la marea de gente que se suele formar cada vez que la gente se mueve en masa hacia el escenario Estrella Damm, efecto engrandecido por las escasas entradas al mismo. Así que decidimos nuevamente subirnos a las gradas (benditas sean) para contemplar el océano de cabezas que se acaba de llenar, así como el verdadero espectáculo que iba a organizar Sidonie momentos después, pues montaron la que podría ser considerada la fiesta del POP. En mayúsculas. Con Marc Ros como maestro de ceremonias, una banda que disfruta en el escenario y un público totalmente entregado, interpretan cada tema como si fuera una celebración (Os Queremos, Siglo XX, El Peor Grupo del Mundo) para alcanzar el pico de la catarsis con el que ya es todo un himno festivalero, Carreteras Infinitas. Cantamos y bailamos todos y cada uno de los temas, porque hacen de su fiesta ahí arriba la nuestra, sin dejar a nadie fuera, como en No Sé Dibujar un Perro, en donde sacan carteles con la letra de la canción. Finalmente, Estáis Aquí pone la guinda a un concierto que ha sido, solo de batería incluido, puro espectáculo.

Tras vagar sin rumbo buscando un merecido trozo de césped en el que descansar, y después de ver el escenario Matusalem (totalmente a reventar) con Viva Suecia subidos en él, volvemos al escenario principal para ver otra de las grandes citas del festival, ni más ni menos que Franz Ferdinand. Y en ese momento surge el eterno debate que nos perseguirá hasta el fin de nuestros días: ¿nos metemos en medio de la gente o nos quedamos más atrás para poder bailar a gusto?  Tras encontrar un buen sitio, empezamos a saltar nada más empezar a sonar la música. Y no dejamos de saltar hasta que terminó. Porque si alguien sabe hacer saltar a todo un festival son los de Glasgow. No You Girls, Michael, Love Illumination, nos hacen empapar toda la camiseta. “Yo no me vuelvo a meter en un concierto” oigo decir a RTP, totalmente cubierto en sudor. Pero eso es una buena señal, supongo, lo de sudar y quedarse afónico. Para terminar, con la archiconocida, archicoreada y architodo Take Me Out, pegamos unos últimos y enérgicos botes sincronizados con las miles de personas que estábamos allí, y decidimos abandonar el escenario sin que hubiera terminado aún el concierto. Es lo que pasa cuando no cierras tu setlist con tu mejor tema.

Y ping-pong. Estamos otra vez de vuelta en el escenario Matusalem para ver a Los Punsetes, esta vez con mucho más aire fresco que respirar y la posibilidad de coger una pulmonía de tan calados que íbamos. A pesar de que no es la primera vez que los vemos (RTP escribió una genial crónica de su paso por Murcia el pasado mayo), nunca dejará de sorprenderme, fascinarme e inquietarme a partes iguales la puesta en escena de Ariadna, que más que humana parece una estatua vestida con una alfombra persa. Las dos guitarras comienzan a rugir, en violento contraste con la melódica voz de la vocalista.  A RTP y a mí no nos gusta reprimirnos, y no hacemos sino darlo todo un tema tras otro, porque no es para menos. “El águila calva solo quiere estar muerta”. Se me pone la piel de gallina; la muerte en Los Punsetes no es sino un tema más del que hablar. “Esto es lo que pienso de tu puto grupo”, nos escupe Ariadna en la cara. Y nos gusta. Viva, joder, viva.

20507538_10154813235102135_5875421067749215938_o

Nada Surf (fotografía oficial del Low Festival por Javier Rosa)

Después de algo así, reconozco que no nos apetecía tocar a The Hives ni siquiera con un palo, así que decidimos descansar en una parcela de césped húmedo, mientras escuchamos a la multitud cantar Walk, Idiot, Walk. Y cuando llega la hora, volemos al Matusalem, esta vez para presenciar un espectáculo totalmente diferente. Son Delorean los que están ahí arriba, uno de las bandas que más ganas tenía de ver en el festival. Porque me parece que lo que hacen es elegante. Ni es electrónica, ni es indie, es algo sobrio y estético. Con la portada de Muzik, su último álbum, de fondo, interpretan sin apenas despeinarse la mayor parte de los temas del mismo, superando con creces mis expectativas sobre cómo iban a sonar en directo. Y te hacen nadar en el mar de figuras geométricas que evocan sus arpegios, y descansar sobre el colchón que son los bajos, mientras te envuelve la atmósfera que crea la voz principal. Son verdaderos expertos en construir ritmos. Suenan los temas del nuevo disco, así como Giro, de su último EP, y temas más antiguos y orgánicos como la genial Dheli, mientras no dejamos de movernos. Cuando acaba no podemos sino dar por concluida esta segunda e intensa jornada de festival.

Estándar