Listas

Mejores discos internacionales de 2016

Tras dejaros ayer la lista de mejores discos en el panorama nacional, seguimos nuestro repaso del año con los mejores discos que se han gestado más allá de nuestras fronteras. ¡Pero ojo! Estad atentos a nuestras redes y al blog, pues os tenemos preparado otro resumen más del año y no, no son los mejores discos publicados más allá de nuestra galaxia. Como sea, empezamos:

nick-cave

Skeleton Tree, Nick Cave

Es imposible no escuchar este disco y no verse influenciado por el conocimiento sobre el contexto que lo rodea. Probablemente el último álbum de Cave ha sido el más oscuro de su carrera en todos los sentidos, pero lo que hay que tener claro es que es imposible no escuchar ‘I Need You’ y no acabar con los pelos de gallina. Sin duda, es uno de los grandes discos del año, si no el que más.

51RHm9wIQOL._SY355_.jpg

Blackstar, David Bowie

Blackstar, por excelencia, el disco de esta lista que supimos que iba a estar en ella desde que David Bowie lanzó ‘Blackstar’ y ‘Lazarus’ como singles hace un año. Es imposible desligar este disco de su figura y de su muerte, pero sin duda este es un disco que nos ha marcado. Un largo magnífico desde la simbología que le llena y está presente en todo el álbum hasta lo inclasificable del sonido de las canciones, va más allá de géneros, es sobrecogedor a la vez que oscuro. ¿Se puede decir algo que no se sepa ya de este disco o de su autor?

homepage_large-b536a49e

MY WOMAN, Angel Olsen

La cantautora natural de St. Louis ya avisaba con sus anteriores trabajos. Su talento iba creciendo a pasos agigantados, y aunque en las primeras escuchas de alguno de los singles que nos adelantó, finalmente, ha ocurrido. El de Angel Olsen es otro de los top 5 de este año. Lleno de contrastes en todos los ámbitos confirman que la cantautora puede darnos una de cal y otra de arena… o más bien. una de belleza y otra de energía. O si no, escuchen ‘Never Be Mine’ y ‘Sister’.

e3c43867

A Moon Shaped Pool, Radiohead

Otros que han roto su silencio tras 5 años sin sacar disco han sido los británicos Radiohead. A Moon Shaped Pool ha sido, además, uno de los lanzamientos del año alrededor de los cuales se han generado más expectativas. De un hecho complicado y triste, Thom Yorke y los suyos han sacado este disco delicado, sencillo pero muy cuidado tanto en letras como en arreglos y estructura, un disco para saborear y disfrutar con tranquilidad que a los fans más fieles nos recuerda al Radiohead del In Rainbows. Han cumplido con las expectativas y no han decepcionado.

homepage_large-28cf55b9

You Want It Darker, Leonard Cohen

El disco de Leonard Cohen, al igual al igual que el de Bowie, es imposible de entender sin su contexto. Sin duda, el disco era premonitorio, pero a diferencia del Duque Blanco, Cohen no escondió su significado. Más allá de esto, el disco supone el fin de una discografía soberbia, marcada por una líricas magistrales y que, al igual que empezó, terminó con una situación de obras maestras. ‘Leaving the Table’ u ‘On the Level’ aupan este disco junto a los mejores del músico canadiense.

163b6904

Six Hope Demolition Project, PJ Harvey.

El disco de la británica Polly Jean no es, ni mucho menos una decepción. Tal vez sí que pueda verse como un hermano (algo) menor del glorioso ‘Let England Shake’, pero siendo sinceros, PJ Harvey ha llevado las reivindicaciones y la conciencia política a un nivel superior en la música con este ‘Six Hope Demolition Project’. Washington, Kosovo, Afganistán. ‘The Community of Hope’, ‘Chain of Keys’, ‘The Orange Monkey’.

bon-500x500

22, a Million, Bon Iver

Justin Vernon ha lanzado este año el que es sin duda el álbum más impredecible de su carrera musical. Recelosos de escucharlo al principio, 22, a Million se ha acabado convirtiendo en un miembro imprescindible de esta lista. Se trata de un disco complejo, introspectivo, difícil de escuchar y de descifrar, pero una vez desprendido de la carcasa de experimentación con samples, autotune y numerología, lo que queda debajo es el sonido de Bon Iver que tanto nos conmueve y que está presente (aunque a veces se camufle) en todos los temas de este disco de poco más de media hora de duración.

whitney-light-upon-the-lake

Light Upon the Lake, Whitney

Sin duda, el del dúo formado por uno de los antiguos baterías de UMO, ha sido el debut del año. Su canción indie pop con claras reminiscencias country contiene una instrumentación que hace de esta colección de temas un genial disco con un sonido puramente propio que hace sin duda que, para el futuro haya que ponerles el ojo encima. Es indiscutible que ‘No Woman’ es de las mejores canciones de regusto folk que se han compuesto en este single.

bohcover

Why Are You Ok, Band of Horses

En nuestra lista también está el quinto álbum de estudio de Band of Horses. Se trata de un álbum equilibrado, en el que conjugan lo mejor de su estilo folk-épico con algunos pasos algo más experimentales y diferentes de aquello a lo que nos tienen acostumbrados. Como de costumbre, todo encaja perfectamente en los temas de este grupo, que sabe conjugar a la perfección las voces, los arreglos y las intensidades. Un disco agradable de escuchar y equilibrado.

moderatiii

III, Moderat

Con este cierre de su trilogía, el trío berlinés Moderat se ha consagrado como uno de los máximos exponentes y como un valor para las noches de los festivales. Servidor considera que los ecos a Radiohead son más que palpables en temas como ‘Reminder’, sin duda el tema cumbre del álbum. Ya pasaron por festivales en nuestro país como el Primavera Sound y estarán en el próximo Mad Cool, así que si tenéis pensado dejaros caer, este ‘III’ es sin duda su mejor carta de presentación para quien no los haya escuchado aún.

nada-surf-you-know-who-you-are-2016

You Know Who You Are, Nada Surf

Este es el octavo disco de los neoyorkinos, el resultado de veinte años de trayectoria como grupo. Se trata de un largo lleno del sonido característico de Nada Surf, con canciones agradables de escuchar, con melodías animadas y con energía, pop de guitarras y voces cuidadas y limpias. You Know Who You are resulta así un buen disco tanto para los fans consolidados de Nada Surf como para los que se interesan por primera vez por este grupo.

homepage_large-494ad891

Adore Life, Savages

El grupo liderado por Jehnny Beth es la “girl band” del momento. Sus canciones nos muestran rabia y oscuridad a partes iguales, y la cantante es una frontman a la altura de Patti Smith u otra de las figurantes de esta lista, PJ Harvey. Las londinenses suenen en lo lírico a dichas cantantes y en lo instrumental a los grupos del rock alternativo más oscuro. Ecos de Joy Division o Wire hacen que sea muy difícil elegir alguna canción en concreto. El disco funciona a la perfección desde el minuto 0.

thekillsashandice

Ash & Ice, The Kills

El dúo formado por Alison Mosshart y Jamie Hince no sacaba nuevo material desde 2011 y este año rompieron su silencio. Encontramos en Ash & Ice a unos The Kills más desnudos, con la voz de Alison Mosshart como protagonista principal de las canciones. Nos han presentado un disco que sigue la línea de su estilo garaje post-punk, pero con el cual se han atrevido a aventurarse un poco en la electrónica y nos han sorprendido introduciendo bases y ritmos con una producción muy cuidada, como vimos en los singles que nos adelantaron.

artworks-000142785574-8qc5xq-t500x500

City Sun Eater in the River of Light, Woods

Tras el soberbio ‘With Light and With Love’, primer disco de la banda de folk neoyorquina sin su bajista Kevin Morby (autor de otro disco que perfectamente podría estar en esta lista), el listón que el quinteto tenía que superar estaba bastante alto, pero con el paso adelante que dieron en su sonido lo han conseguido. El adelanto ‘Sun City Creeps’ ya lo advertía, pero no por ello se evitó que quedáramos hipnotizados con el alto contenido de psicodelia que los vientos presentes en ella nos mostraban. Sin duda, el disco no decepcionó, aunque de primeras a más de uno nos hubiera podido parecer insulso.  

wilcoschmilco_sq-7e6345587d4d1179c89a10450119340291a116e3-s900-c85

Schmilco, Wilco

Como es sabido, no oculto de manera alguna mi amor por el grupo liderado por Jeff Tweedy. Igual que no niego que en 2015 ese regalo que fue ‘Star Wars‘ me dejó bastante frío, he de reconocer que este disco de Wilco suena a un disco que Tweedy ha compuesto para sí mismo, razón por la cual no es de extrañar que a los menos fans del grupo de Chicago no les haya hecho especial gracia. Igualmente, pónganselo, no dejen que pare de sonar y verán como es imposible no caer en las fauces del mejor grupo de folk de nuestros días.

Estándar
Listas

Mejores discos internacionales de 2015

Aquí viene la lista gorda. La de pelearse. La de echarse las manos a la cabeza porque falta ‘x disco’. O porque ‘y disco’ está muy arriba o simlpemente tenemos los huevos de ponerlo. Pasen y vean.

newmusic2-articlelarge

1. Carrie & Lowell (Sufjan Stevens)

El disco del cantautor americano es el mejor de este año para nosotros por el perfecto maridaje entre melodías delicadas y letras intimistas que supone. Letras que se basan en dos figuras, antagónicas pero igual de importantes para la configuración del álbum. La sutilidad del disco hace fácil asumir y empaparse de la melancolía del mismo. Y también nos obliga a querer a abrazar al (pequeño) antiguo Sufjan. Genialidad.

fjm-iloveyouhoneybear

2. I love you, honeybear (Father John Misty)

No puedes decir que conoces canciones bonitas de letras perfectas, de esas por las que matarías por que las hubieran compuesto pensando en ti hasta que escuchas este disco, un disco redondo, íntimo, lleno a rebosar de sentimiento, donde Josh Tillman nos cuenta lo enamorado que está y lo aterrado que está por ello mediante un conjunto de canciones que narran su historia de amor apasionada a la par que cotidiana. Faltan palabras para describir por qué este disco es un imprescindible de 2015.

alabamashakes-soundcolor

3. Sound & Color (Alabama Shakes)

El segundo disco de este grupo es un álbum bestial. Se enfrentaban a una situación difícil (el primero ya fue un discazo) y no sólo la han superado, si no que han mostrado que posiblemente el potencial que tienen es enorme, pese a no ser precisamente unos chavales. Cuando se dejen caer por España habrá que estar muy atentos. El R&B y el soul sigue vivo y bastante presente en esta lista.

cournetbarnett

4. Sometines I Sit And Think And Sometimes I Just Sit (Courtney Barnett)

La cantautora australiana, que presenta un disco con una productora discreta pero que ha conseguido a llegar a todo el mundo, consigue en su disco contar una historia y acompañarla (en general) con una melodías de garage rock que muy a menudo hacen que estemos ante unas canciones divertidas que suponen una serie de curiosos microrrelatos que hacen lo propio. Sonidos cercanos a los de los Rolling Stone para contar como un joven de 20 años llena de migas el metro mientras desayuna. Tal cual.

el-vy-return-to-the-moon-artwork

5. Return to the moon (EL VY)

Este es el resultado de la unión de Matt Berninger y Brent Knopf: un disco lleno de canciones que son joyas. Temas muy diferentes entre sí que siempre se prestan a una escucha más, con las letras crípticas llenas de imágenes a las que ya nos tiene acostumbrados Berninger, acompañadas de una parte instrumental compleja y llena de detalles.

ba4b63db1

6. Multi-Love (Unknown Mortal Orchestra)

El ter disco de este trío (si vuelvo a decir 3, chupito.) de Portland supone un paso adelante en su sonido. En lugar de estancarse en la psicodelia (como otros grupos contemporáneos han hecho) esta banda ha girado hacia el funk y el soul por culpa de su líder, quien incorporando un sonido (en sus palabras) “super-fi” nos ha presentado un disco con una instrumentación, producción y trabajo de estudio mayor a lo que nos tenían acostumbrado. El volantazo hacía la psicodelia funk ha servido para evitar su caída y nadie ha salido herido por su culpa.

low_onesandsixes

7. Ones and Sixes (Low)

Todos unos veteranos, este es el 11º disco de Low. Nos traen un álbum complicado, difícil de escuchar, pero cuyas canciones se van haciendo un hueco en tu biblioteca musical a golpe de escucha y de versos que se te pegan y acaban flotando por tu inconsciente. Canciones etéreas, minimalistas, de subida lenta y de atmósfera peculiar, un disco para dedicarle tiempo.

crc3adtica-foals-what-went-down

8. What went down (Foals)

Los de Oxford nos presentaron este verano su cuarto álbum, en el que aparece el sonido de Foals más concentrado que nunca. Han encontrado su esencia y la han explotado para hacer este disco, donde se mezclan temas con la fuerza y la rabia más características de la banda y otros donde el punto fuerte es la atmósfera etérea que saben crear y todo lo que Yannis es capaz de transmitir con su voz.

713wag2bjudl-_sl1500_

9. In colour (Jamie XX)

El primer largo de Jaime XX demuestra sin duda todo el potencial que tiene este chaval (aún en la veintena). Ya nos fascinaban The XX como conjunto, pero con este disco hemos descubierto que el potencial de sus miembros por aislado es igual o mayor. En este disco nos enseña una electrónica sutil, llena de matices y muy rica, escuchable en cualquier situación y por todo tipo de público.

José González - Vestiges & Claws

10. Vestiges & Claws (José González)

Tras ocho años volvemos a tener trabajo de este sueco. O de este argentino. O yo que sé, en definitiva, de José González (no contemos sus trabajos en junio de 2010 y 2013). “Vestiges & Claws” es otro disco más de José González. Un disco sobrio y elegante, como acostumbra el cantautor, pero no por eso un disco aburrido. A menudo acompaña las canciones de este disco con palmas y otras percusiones que llenan de fuerza sus composiciones.

tumblr_inline_ntfzdc3j4t1s8zblh_1280

11. Coming Home (Leon Bridges)

Soul, Rythm & Blues o Country incluso serían las etiquetas para definir este maravilloso disco de un talento que ha sido comparado con Ottis Reading o Marvin Gaye. No se trata de un disco original, no hace nada rompedor ni nada nuevo. Pero lo que hace lo hace de una forma genial. La música es atemporal, y este disco probablemente sea la última prueba de ello.

12. Depression Cherry y Thank Your Lucky Stars (Beach House)

Hemos decidido poner los dos discos de Beach House juntos, si bien podríamos considerar que la diferencia entre ambos es que el primero supone un disco más en su discografía, sin ninguna innovación y que suena a Beach House y punto; y en cambio el segundo da un paso adelante en su sonido. Ambos son, como nos tienen acostumbrado el grupo, discos que mejoran con las escuchas.

florence-and-the-machine-how-big-how-blue-how-beautiful

13. How big, how blue, how beautiful (Florence + the Machine)

El torrente de voz de Florence Welch sigue siendo bestial. Pero en este disco se vuelve si cabe más épico que en los anteriores. Las canciones de este disco, que de primeras parece no decir nada nuevo, acaban por convertise en himnos. Puedes preferir un himno que lo sea desde el segundo 3 de canción o el típico himno que sigue una línea ascendente, que en este disco encuentras de ambos tipos.

julien-baker-sprained-ankle

14. Sprained Ankle (Julien Baker)

Un disco y una cantautora que recuerda, tanto en esencia como en grabación, a Elliott Smith y a Damien Rice. ¿Cómo una chica de apenas 20 años puede escribir esas letras tan tristes? ¿Cómo puede transmitir tanto sólo con su voz y su guitarra? No podíamos dejar nuestra lista sin un disco de esos demoledores, un disco que va directo al corazón y a los sentimientos.

1035x1035-unnamed_zpsozcjnw3h

15. Wilder Mind (Mumford & Sons)

Los folkies ingleses vuelven… Sin el folk. Y es que en este disco han cambiado los banjos, el contrabajo y el piano de pared por guitarras eléctricas, batería y teclados. Mumford & Sons han experimentado con su sonido y el resultado es este álbum en el que la esencia del grupo se fusiona con la energía que sacan a los instrumentos eléctricos.

Menciones de honor: Reckless Behaviour (SOAK), Darling Arithmetic (Villagers), Currents (Tame Impala), The Magic Whip (Blur), Man It Feels Like Space Again (Pond), II (Fuzz), My Love is Cool (Wolf Alice) y To Pimp a Butterfly (Kendrick Lamar).

Estándar