Conciertos, Crónicas

Ritmo para entendernos – Crónica 1ª Semifinal CreaMurcia 2018

Por fin ha llegado una de las semanas favoritas de quien escribe estas líneas: las semifinales del CreaMurcia han arrancado en la sala Garaje Beat Club con los 12 grupos seleccionados. Como es costumbre desde hace dos años en este espacio, comienza nuestro análisis de estas tres noches de música hecha en la capital.

_DSC0186

The New System por Lola López

El escenario lo abren The New System. Por primer año, el certamen ha incluido bandas invitadas en la programación. Vienen de Ceuta y su sonido resulta una grata sorpresa. Estribillos enérgicos e intensidades bien controladas componen sus canciones. Por desgracia, aún hay escasa afluencia de gente en la sala (quizá el hecho de que las semifinales se celebren en periodo de exámenes, se alarguen hasta pasada la medianoche y además hoy sea jueves tenga parte de culpa sobre esto). Sorprende lo jóvenes que parecen para tener un sonido con las ideas tan claras y tan correcto. Al parecer, dentro de unos meses entrarán a grabar, así que habrá que estar pendientes de los que nos traigan.

_DSC0212

Hora Punta por Lola López

La primera banda semifinalista en subirse al escenario es Hora Punta. Sobre el escenario hay un dúo (guitarra y voz), pero a nuestros oídos llegan muchas más capas de sonido. Las pistas lanzadas son el principal componente de sus temas. La estructura de sus canciones se compone de bases machaconas (que al comienzo nos hacen pensar si esta propuesta no sería más apropiada para al categoría de Otras Tendencias), una guitarra que aporta un tono oscuro, casi tétrico, y una voz totalmente pop. Quizá es la heterogeneidad de su proyecto, mezclado con que las bases restan componente humano a su sonido, lo que hace que el sonido de esta banda resulte fallido a nuestros oídos.

_DSC0250

El Mono a Cero por Lola López

Algo más de gente llena la sala para recibir a El Mono a Cero, la segunda banda seleccionada. Se trata de una propuesta radicalmente diferente a sus predecesores. Su sonido es orgánico y acústico: guitarra española, cajón flamenco, trompeta y voces nos transmiten buen rollo a través de su rumba. Al principio de su repertorio el público menea la cabeza, pero conforme avanzan sus canciones comienzan a soltar el cuerpo y acaban bailando. No dejan de lado la interacción con la gente, demuestran confianza y buen ambiente tanto entre ellos sobre las tablas como con quien les ve, consiguen crear un ambiente agradable en toda la sala.

_DSC0277

In-Pulses por Lola López

Llega el turno de In-Pulses, uno de los grupos más veteranos de las semifinales. No contentos con haber conseguido el segundo puesto en el certamen el año pasado, vuelven a probar suerte. Si bien el público había conseguido acercarse al escenario con el anterior grupo, vuelven ahora a quedar unos metros de cortesía entre ambas partes. Pocas cosas podemos decir ya de In-Pulses que no hayamos dicho ya. Sin embargo, quizá por culpa del sonido de la sala, esta noche el sonido de sus temas no es tan preciso como acostumbra y suenan poco nítidos en comparación con habitual directo enérgico que podrían ofrecer. Se trata de una actuación correcta pero con la que cuesta conectar.

_DSC0308

Mez-K por Lola López

Los encargados de cerrar la noche son Mez-K, una banda que también ha pisado en alguna que otra ocasión el escenario de las semifinales del CreaMurcia. La esencia es la misma que hace dos años, pero en su directo se aprecia una evolución. Han traído la fiesta a la sala con su energía efervescente. Son 7 sobre el escenario pero en ningún momento los músicos se pisan sobre el escenario: entre el frenesí de sus canciones todo ocupa su lugar. Los valientes que se han quedado en la sala ya pasada la medianoche se han acercado al escenario para bailar sus tema, tienen al público en el bote. Un zapato cae a dos metros de mí: alguien se ha metido medio descalzo en el pogo que se ha creado presa del sonido de Mez-K. Una buena dosis de ritmo para poner el broche a la primera semifinal.

Estándar
Conciertos, Crónicas

Sin dudas en el jurado – Crónica 1ª Semifinal CreaMurcia 2017

El año pasado decidí celebrar el fin de los exámenes universitarios con un reto: ir a todas las semifinales del certamen CreaMurcia de pop-rock, ver a los 15 grupos que fueron seleccionados, y plasmar mis impresiones en una crónica de cada noche. Este año aún no han finalizado los exámenes, pero repito el reto. Son 12 los grupos que este año se disputarán el pase a la final del certamen, que se celebrará el 17 de junio en el Parque Fofó con Rozalén como artista invitada. Este año, las semifinales tienen lugar en Sala REM, quedando Garaje Beat Club para las semifinales de la modalidad de Otras Tendencias (que se celebrarán los días 7, 8 y 9 de junio).

Los primeros en subirse al escenario de la REM son In-Pulses, que repiten en las semifinales del certamen ya que les pudimos ver en la primera noche de las semifinales del pasado año. Llegan con nuevo EP bajo el brazo, ‘Iridiscent’, grabado en Estudios PM. Trabajar en un disco ha hecho que sus canciones se noten ahora mejor empastadas. Sin duda, son un grupo con recursos y buenos músicos a los que les falta pulir la actitud y algo de experiencia. El público que han congregado en la sala les mira en formación de semicírculo, los fans más acérrimos, enfundados en camisetas con el logo del grupo, se animan con las canciones, mientras que el resto no acabamos de conectar con sus canciones. A su mezcla psicodélica le falta un poco de definición en su afán por dinstinguirse. Se nota que dominan sus instrumentos, sin embargo las voces no acaban de destacar. No suenan mal, pero no acaba de convencerme el hecho de que parece un grupo que se comportaría igual tocando fuera cual fuera el escenario: la REM con un puñado de curiosos o un festival.

_DSC2115

In-Pulses por Lola López

Los encargados de coger el relevo son Pleyel, ya conocidos en este espacio, que llegan también con su nuevo disco homónimo a su primera vez en una semifinal de este concurso.  Se han hecho un hueco en el certamen con su propuesta rockera. Combinan sonidos de la fórmula más clásica del rock con tintes más arriesgados, modernos y originales, lo que les encamina hacia el rock alternativo. Arriesgan abriendo su media hora de puesta en escena con The Passenger, lo que supone una declaración de intenciones y una buena prueba de lo que son capaces de hacer. Pese a que los problemas técnicos les acompañan en su directo, su rock guitarrero y la presencia del saxofón anima a bailar y hacer palmas al público, algo más numeroso, que acaba rompiendo el semicírculo frente al escenario. Comenzaron el concierto comedidos y concentrados en lo que estaban tocando, pero conforme avanzan en el repertorio (y quizá también a causa de los pequeños fallos técnicos) rompen el hielo, se van soltando y se les ve cómodos sobre las tablas de la REM.

_DSC2164

Pleyel por Lola López

En tercer lugar va el grupo más sonado de la noche, Adiós Nicole. Se puede decir que son unos veteranos dentro del certamen, fueron finalistas en 2013, y llegan a la REM con nueva formación (en la que destaca la presencia de un componente de New Jungle, grupo con buena trayectoria, también, en este concurso). Traen los sonidos más poperos de la noche a la sala desde la primera canción (creo que todos en esta sala sala podríamos canturrear eso de “si el mundo acaba hoy, ¿qué me dirás mañana?). Se les ve seguros sobre el escenario, no es, ni de lejos, la primera vez que pisan un escenario profesional y se nota, se atreven incluso a lanzar pistas en su directo. Están tranquilos sobre el escenario y se desenvuelven con naturalidad, es lo que hace la experiencia.

_DSC2230

Adiós Nicole por Lola López

Los encargados de cerrar la noche son Copper Age, que sustituyen a Mez-K después de que se retiraran de la semifinal. Han tenido apenas día y medio para preparar su concierto y podrían tirar la REM abajo con el sonido que sale de ellos. “Somos Copper Age y hemos venido a perder el MurciaJoven”, se presentan al subir al escenario, desafiando y dejando claro que saben a lo que han venido. Su stoner suena bien potente, quizá demasiado para cerrar la noche, su propuesta habría cuajado mucho mejor entre el público al comienzo de la noche. Ahora, somos pocos los que quedamos en la sala y parece que el jurado no ha aguantado hasta verles. Recuerdan a Crudo Pimento o a Triggerfinger, pero con letras más gamberras y simpáticas y pasando el bajo por las vigas de la sala. Su directo no nos decepciona y se ganan un hueco en nuestra lista de sorpresas del CreaMurcia.

_DSC2244

Copper Age por Lola López

Un año más, el CreaMurcia parece haber apostado por la mezcla de estilos. Esta noche, al menos, han cubierto el cupo: psicodelia, rock alternativo, pop, rock duro… Una lástima que, como todos los años, la imagen se enturbie cuando miras un poco más profundamente a lo que es el certamen y te encuentras cosas como que en la pausa tras el tercer grupo, parte del jurado decide irse a casa a cenar y meterse en la cama. Parece que no tienen muchas dudas de cuál será su apuesta para la final, o al menos, que no lo van a pensar mucho. Aún quedan dos noches de semifinales en las que otros 8 grupos se subirán al escenario de la REM a darlo todo. Este año, además, nos queda la esperanza de que hay bastantes nuevos nombres entre los semifinalistas, aire fresco en esta pequeña muestra de bandas que son las semifinales del CreaMurcia.

Actualización: tras la publicación de esta crónica, Copper Age aclararon en sus redes sociales que por un fallo de papeleo suyo no optaban a una plaza en la final del certamen, es por esto que parte del jurado decidió no ver a este último grupo, sin embargo hubo miembros que aun así presenciaron su concierto.

Estándar
Conciertos, Crónicas

La complejidad de valorar la diversidad – Crónica 1ª Semifinal CreaMurcia 2016.

A modo de celebración del final de mis exámenes y motivada por conocer nuevos grupos de la ciudad, me propuse ir a las tres semifinales del concurso CreaMurcia (y luego, contarlo). Ya os contamos los nombres de los 15 grupos que nos deleitarían cada noche en el menú degustación musical que son estos conciertos, y es que cada grupo tiene apenas tiempo para tocar unas 4-5 canciones sobre el escenario de la sala Garaje Beat Club.

Los primeros en subirse al escenario son Monono. Al principio, sorprende la poquísima gente que está en la sala, pero esto cambia con las siguientes canciones, y es que los asistentes de esta noche parecen tener predilección por quedarse fuera de la sala al inicio de cada grupo. El conjunto resulta agradable, suenan bien y las voces de ambos casan muy bien. Las canciones resultan pegajosas y no puedo evitar mover el pie marcando el ritmo. Son sólidos y saben crear buenos ambientes conjugando las dos guitarras y el bajo. Sin embargo, si aguzamos el oído y nos fijamos en las letras de las canciones, la imagen se desmorona un tanto. Su pop-rock pegajoso y de rima fácil nos evoca a los Second más jóvenes; sin embargo, algo tienen, ya que son uno de los grupos murcianos que comienza a despuntar en su categoría.

_DSC0618

Monono por Lola López

Llega el turno de Jump to the moon, los más jóvenes de la noche (y me atrevo a decir que de los semifinalistas en total) resultan la revelación de la noche. Pese a que estéticamente resultan una mezcla curiosa, se entienden a la prefección sobre el escenario. Suenan seguros de sí mismos (una vez pasados los nervios iniciales) y con la energía y buen rollo que desprenden da la sensación de que llevaran haciendo esto más tiempo del que seguramente lleven. Su música está llena de tintes veraniegos y frescos y lo bien que se lo están pasando tocando sus canciones llega hasta el público. Mención especial para la voz de la cantante y la conjunción de las dos guitarras que la envuelven. Con grupos como este se pone de manifiesto lo difícil que es usar los mismos criterios para medir a todos los grupos que se subirán al escenario de estas semifinales. Sin duda, a Jump to the moon hay que seguirles la pista.

_DSC0630

Jump to the moon por Lola López

En el ecuador de la noche están In-Pulses (antes conocidos como Secs) encargados de poner la dosis de psicodelia y rock progresivo a la noche. Sus primeros temas recuerdan a The Police, pero el parecido se desvanece conforme avanza el setlist, y su potencial queda eclipsado por ellos mismos. La psicodelia no es únicamente mostrar tu virtuosismo con un instrumento y que parezca que en cada canción hay tres: es necesario saber conjugar todos los instrumentos, crear capas para gestionar el protagonismo de cada instrumento y que estos no se pisen entre ellos, y a este grupo le falta eso. Los músicos son unos virtuosos y su potencial es claro, pero parece que cada instrumento pretenda destacar sobre los demás y eso hace que acabe resultando un batiburrillo de sonido que no beneficia a lo que podrían ser sus canciones.

_DSC0646

Laberinto sin salida por Lola López

Los que llenan (literalmente) el escenario ahora son Laberinto sin salida: 7 músicos sobre el escenario, con sección de vientos incluida. Ellos son los encargados de traer la fiesta a la noche. Tienen mucha energía y no dejan de moverse sobre el escenario de la Garaje, contagiándonos y haciendo que no podamos evitar saltar y bailar con sus ritmos de ska rockero frenéticos (aunque pueden llegar a hacerse un tanto repetitivos al cabo de un rato). Tienen el público más entregado de la noche, que baila, salta, hace ollas y se lo pasa bien, y eso hace que se muestren seguros sobre el escenario.

_DSC0674

Brave rose por Lola López

Cierran la noche Brave Rose con su rockabilly. Suben al escenario con la imagen y el rollo perfecto: guitarras de caja hueca, camisas blancas y una cantante con vozarrón vestida al estilo azafata. Una pena que el sonido de la sala y las luces no acompañaran para nada al conjunto, porque su mezcla de rockabilly de guitarras rápidas y rock más duro es digna de ser escuchada con atención. Es destacable la complicidad entre los músicos, que tocan sus temas mirándose los unos a los otros y moviéndose por el escenario haciéndose guiños mientras tocan sus temas hasta quedarse sin aliento.

Finaliza así la primera de las 3 semifinales del CreaMurcia Pop-Rock 2016, dejando claro lo difícil que es establecer unos patrones por los que medir la variedad de estilos que entran dentro de esta categoría. Lo que sí está claro es que esta es una manera interesante y amena de conocer algo más la música que se cuece en la ciudad.

Estándar