Crónicas, Festivales

Ver a Los Planetas: hecho – Crónica Low Festival día 2

El clima hace oídos sordos de nuestras ganas de dormir y de descansar para afrontar un día más de festival, y a las ocho de la mañana comienza a atormentarnos el efecto invernadero de las tiendas de campaña.

Sr. Chinarro no acaba de despertar en mí la curiosidad suficiente (y menos aún Second), así que mi segundo día de Low Festival empieza con Novedades Carminha. Los gallegos pisaron Benidorm con nuevo disco bajo el brazo, pero no faltaron los temas de su primer disco, con un tono aún más gamberro y canalla. El cansancio y el sol aún no calaban lo suficientemente hondo en los festivaleros. Me atrevo a decir que no hubo ni un alma que no lo diera todo bailando las canciones de Novedades Carminha desde ‘Fiesta tropical’ hasta ‘Tú antes molabas’, pasando por (cómo no, precisamente) ‘Jódete y baila’. El escenario Ron Matusalem se convirtió en una vorágine de gente con escasas dotes para el baile pero muchas ganas de pasarlo bien, hasta que los bailes se transformaron en pogos y cobraron sentido esos versos de “dame veneno, que quiero morir bailando.”

Me veo arrastrada por mis compañeros hacia el concierto de Black Lips, pero la banda no consigue despertar en mí un gran interés, no sé si por su música en sí o por tener la mente en los conciertos venideros de la noche.

Justo lo contrario de lo que me ocurrió con el siguiente grupo, Niños Mutantes: un grupo al que tenía ganas de ver y cuyas canciones me sé al nivel de poder corearlas en un directo, pero que finalmente no pude ver más allá de su inicio con ‘Hermana mía’, y es que durante toda la jornada estaba presente el fantasma del concierto que venía a continuación, y para el que valía la penar sacrificar otro directo por tener buen sitio (aunque mis amigos ya saben que me deben un concierto de los Mutantes).

NovedadesCarm

Novedades Carminha en Low Festival 2016 por Lola López

Llega la hora de la verdad. Casi las once y media de la noche de este sábado, el momento que, para qué engañarnos, la gran mayoría de festivaleros estaba esperando. Abundan las pulseras de día, ha subido la media de edad, y si tiras un alfiler en el recinto del Escenario Budweiser desde la torre de sonido, se pinchan 6 indies. Nosotros mismos peregrinamos hacia Benidorm atraídos, más que nada, por lo que estábamos a pocos minutos de ver sobre el escenario.

Los Planetas suben al escenario. La ovación es instantánea, yo me hipnotizo con los audiovisuales tan propios que llevan, mientras que Miguel se entusiasma especialmente al ver que el arma de Jota es una telecaster. El de los granadinos fue un concierto largo para los estándares de un festival. Nos deleitaron con 18 temas en un perfecto y continuado crescendo. La primera mitad comenzó con la apoteósica ‘Los poetas’, y siguió en la línea de canciones más lentas y quizá menos conocidas, pero igualmente emotivas y delicadas como ‘Señora de las alturas’. Canciones en las que todo el público fue una sola voz con las manos en alto para cantar con los ojos cerrados que ya no nos asomamos a la reja o que los santos que pintamos, demonios se tienen que volver.

El setlist sigue aumentando en energía, y antes de que nos demos cuenta llega la sección de hits con ‘Segundo premio’, la mítica ‘Un buen día’ (en la que finalmente no salió Mendieta), y soltamos toda nuestra rabia con ‘Pesadilla en el parque de atracciones’ para luego hacer toda una declaración de amor con ‘Alegrías del incendio’.

Sin duda, un concierto impecable, que se hizo bola para los fans más impacientes, que exigen un hit tras otro, pero que sin duda maravilló a todos aquellos que fuimos a dejarnos llevar por el estilo tan propio de Los Planetas (mención especial para la acústica del recinto, que nos permitió incluso entender más de lo normal a Jota y sentir toda la fuerza con la que Eric le pegaba a la batería).

Otra cosa más de la lista hecha: ver a Los Planetas.

JotaPlanetas

Los Planetas en Low Festival 2016 por Lola López

Tras un breve descanso para cenar y asimilar los acontecimientos, llega el turno de Suede, los cabezas internacionales de la noche. Me vuelve a jugar una mala pasada mi mala costumbre de no escucharme grupos que no conozco del cartel antes de ir a un festival. Sin duda, el directo de Suede es bueno, su frontman no para quieto sobre el escenario hasta la extenuación, y el público está igualmente entregado. Sin embargo, debido a mi falta de escuchas a la discografía del grupo, no soy capaz de meterme del todo en el espectáculo que están dando.

Finaliza así mi segunda jornada en el Low Festival 2016, marcada de nuevo por la calidad de los grupos nacionales. Salimos del recinto con el buen sabor de boca de haber tachado un nombre más de nuestra lista de grupos que ver alguna vez en la vida.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s