Crónicas, Festivales

Y Love of Lesbian fueron directos al corazón – Crónica Low Festival día 1

Miguel bautiza el clima de Benidorm como un “frío muy raro”: “todo depende del nombre que le pongas”, dice convencido, “si lo llamas calor, ya te condiciona a que lo vas a pasar mal, pero si dices que es un frío raro, incluso parece que sople brisa.” El caso es que el frío raro de Benidorm ya nos juega una mala pasada desde el medio día del viernes 29, cuando tratamos de plantar nuestras tiendas de campaña en el Armanello. Aún es temprano y quedan lowers por asentarse, pero nosotros ya miramos con ansia la piscina y los hielos del supermercado del camping.

La jornada comienza a las siete con el concierto de Ángel Stanich, el vaquero por el que sentimos debilidad. Su directo siempre rezuma energía, pero por desgracia no pudimos disfrutar por completo de él. Ni nos informamos ni nos organizamos adecuadamente, y el trayecto desde el camping hasta el recinto del festival se comió prácticamente todo el concierto de Stanich y su magnífica banda. Aun así, la energía que desprenden sus temas nos llega aun desde lejos y pese a estar ya en la cola del setlist, y empezamos nuestro Low dando patadas al suelo al electrizante ritmo de ‘Metralleta Joe’, con la que la banda se rinde al sol de justicia que les pega de frente y Stanich acaba en el suelo del Escenario Ron Matusalem.

Tras dar un paseo por el recinto para tantear el terreno, no tardamos en volver al mismo escenario, donde queda poco para que empiece el directo de La M.O.D.A. Siempre es un gusto ver a esta banda en directo. Los burgaleses cuidan al detalle cada concierto que dan: aquellos que les hayan visto en más de una ocasión se habrán dado cuenta de que cada concierto no es exactamente igual que el anterior, que siempre hay algún detalle que te sorprende y te hace estar aún más enganchado a su puesta en directo. Consiguen la atención de todo el público, incluso del que no les conocía antes, con sus sonidos acústicos y sus letras desgarradas sobre carreteras. Gritamos y saltamos con temas como ‘Vasos vacíos’, pero también coreamos cogidos por los hombros canciones tan intensas como ‘Hay un fuego’. Sin duda, un grupo del que uno no se cansa de ver en directo.

LaMODA

La M.O.D.A en Low Festival 2016 por Lola López

Llega el turno de los cabezas de cartel nacionales: Love of Lesbian está a punto de comenzar su concierto en el Escenario Budweiser y una marabunta de festivaleros se dirige en éxodo hacia la única entrada habilitada para el recinto de este escenario, dando lugar a un efecto embudo que causa más de un agobio (pero que, por suerte, el festival arregló para las jornadas siguientes). Los catalanes están en casi todos los festivales de la temporada, arrancando la gira en el SOS 4.8., donde dejaron un sabor de boca un tanto agridulce. El concierto del pasado viernes comenzó como esperábamos, con los temas más movidos y sonados de su último disco, El Poeta Halley, pero ninguno esperábamos el as que tenían guardado. Love of Lesbian decidió dar donde duele tocando seguidas ‘Allí donde solíamos gritar’, ‘1999’ y una versión acústica y delicada de ‘Segundo asalto’, un mazazo emocional que convirtió el recinto en un mar de lágrimas, para luego levantarnos con los himnos que son ya para nuestra generación ‘Algunas plantas’ y ‘Club de fans de John Boy’.

Más producto nacional con León Benavente. Debido al embotellamiento del Escenario Budweiser, nos perdemos un par de temas en el trayecto hasta el Escenario Ron Matusalem, pero aun de lejos nos llega la potencia que desprenden Abraham Boba y los suyos sobre el escenario. Se comen el escenario con temas como la ya mítica ‘Ser brigada’ y la reciente ‘Habitación 615’, cuyos bajos como martillos y letras recitadas van desde nuestros oídos hasta nuestra garganta y nuestros pies.

LoveOf

Love of Lesbian en Low Festival 2016 por Lola López

Llega el turno de los cabezas de cartel internacionales de la noche, Belle and Sebastian. Siendo precavidos, decidimos disfrutar de su directo desde las gradas del recinto, para escuchar tranquilamente sus melodías agradables y los detalles de sus temas. Al entrar al recinto nos recibe ‘I’m a cuckoo’, uno de los temas más conocidos y que mejor transmite la esencia del grupo. Sin embargo, no todo iban a ser éxitos y las canciones más recientes del grupo se cuelan en el setlist, enturbiando el buen rollo que desprende esta banda con esa especie de electrónica que han decidido hacer ahora, rompiéndonos los esquemas pero no para bien. Aun así, no faltó mi personal favorita, ‘Get me away from here, I’m dying’ ni otros temas clásicos como ‘The boy with the arab strab’, en los que no tuvieron miedo de interactuar con el público, incluso subiendo a gente a bailar al escenario.

Finaliza así mi primer día en el Low Festival 2016, con Belako a punto de empezar su concierto en el escenario secundario. Es una decisión difícil, ya que el directo del joven grupo merece la pena, pero el cansancio y la imagen del paseo que me espera hasta el camping ganan la partida.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s