Entrevistas

“Escribo sobre proyectos personales, miedos, futuro, mi entorno” – Entrevista a Modelo de Respuesta Polar

Hace unas semanas, Borja Mompó de Modelo de Respuesta Polar estuvo en la Fnac de Murcia presentando el nuevo trabajo del grupo, ‘Dos Amigos’. Tras el acústico, tuvimos la oportunidad de sentarnos a hablar con él un buen rato. El músico se muestra cómodo y cercano, cómplice, hace que la entrevista fluya perfectamente. Nada más sentarse, no puede evitar levantarse e ir a la mesa de sonido a quitar la música de fondo, y es que ‘Dos Amigos’ lleva sonando en bucle toda la tarde: “Espera, voy a cortar la música de fondo. Desde que acabamos de grabar no me he sentado a escuchar el disco, y me desconcentro si me oigo de fondo, es una tontería, perdonad.” Esta estrevista se hizo a conjunto con África de El Enano Rabioso y con la ayuda  del grupo Decembird. Este es el resultado de esa media hora hablando de música con buena compañía.

La primera pregunta es obligada: ¿cómo surge Modelo de Respuesta Polar?

El grupo surgió de una forma muy normal, como surgen todos los grupos sin aspiración alguna. Es decir: juntarte con los amigos y tocar, tocar y tocar. Lo que pasa es que a nosotros lo que nos diferenciaba es que nunca hemos tocado versiones. Nunca hemos hecho lo típico de cuando empiezas un grupo y tocas versiones. Nosotros tocábamos ya cosas nuestras, con lo cual al año o menos de estar tocando dijimos de empezar a hacer conciertos. Pero como un grupo de amigos, tal cual.

En Valencia, ¿no?

Sí, en Valencia.

¿Cuáles son vuestras influencias?

Respecto a grupos que nos influencien, es complicado. Cuando empezamos a salir, la gente nos decía “escucháis mucho post-rock”, y nosotros nunca habíamos escuchado post-rock ni nada parecido. Con el segundo disco también nos decían que sonaba a una cosa u otra. Todo eso está muy bien para descubrir grupos: cuando tienes un grupo y te dicen “os parecéis a tal”, te da curiosidad y lo escuchas. Yo creo que el sonido de cada disco tiene mucho que ver con una conjunción de cosas. Por ejemplo, de este disco he leído que se parece a Kurt Vile, y yo nunca lo he escuchado pero mi guitarrista sí y eso tendrá influencia. Yo vengo de escuchar toda la vida música en castellano, yo crecí con Antonio Vega y con Quique González, pero también he escuchado cosas extranjeras, estos últimos meses por ejemplo mucho Dawes. Aun así, igual el siguiente disco sale de otra forma.

Precisamente la siguiente pregunta es que cuál es el último disco o grupo que has estado escuchando y te ha enganchado.

Pues justo el otro día dije “este es un discazo”. Cantado en catalán, Ferrán Palau.

Pasando a aspectos más técnicos del disco, nos ha llamado la atención que hay pocos teclados, algún colchón de cuerdas, pero no son tan potentes como en El Cariño. Sois tres guitarras: a la hora de componer arreglos para las tres guitarras, que no es tan fácil como parece, ¿cómo os aclaráis?

Eso, en el local de ensayo, lo vas viendo.

¿Sale solo?

Sí, lo que siempre intentas es que cada guitarra ocupe un espacio. Es decir, si hay una que está haciendo un color o una tonalidad, hay que intentar que no haya otra que repita lo mismo, porque si no se queda una parte del abanico por cubrir. Está bien que comentes esto porque en este disco está muy currado el tema de las guitarras.

Se nota, hay arreglos muy sutiles.

Cada uno está haciendo cosas, arreglos, en sitios muy distintos, y era precisamente algo que queríamos dejar muy patente en el disco. No queríamos meter teclados para no recurrir al juego fácil de poner una melodieta y tirar. Eso nos ha llevado a trabajar mucho más toda la parte de guitarras y detallitos. Estamos muy contentos con el resultado, la verdad.

Otra cosa que nos ha llamado la atención ha sido el peso de las canciones, en el sentido de las baterías. En El Cariño son ritmos más pesados, pero las canciones del último disco son más ligeras. Eso le da otro aire al disco, no es tan solemne.

Los primeros ensayos de este disco, en los que íbamos descartando canciones, muchos de los arreglos los hicimos Fran, que es el guitarrista, Pau y yo, sin bajista y sin el tercer guitarrista, porque se dio así, y porque luego nos dimos cuenta de que esos ensayos funcionaban muy bien porque en el nacimiento de las canciones nos preocupábamos de que la cadencia de la voz junto con la batería hicieran que la canción funcionara sola. Es decir, que si te cantara una canción a capela no hubiera casi descanso. Igualmente, las baterías andan, funcionan. Queríamos hacer eso porque El Cariño era más pesado y teníamos esa necesidad, luego en directo siempre nos apetece que la cosa ande sola, y eso funciona si la cadencia de la batería hace que todo vaya solo. Hemos trabajado eso mucho, que cada canción tuviera su trenet, lo llamamos “el trenet”.

Vimos un programa de Un Lugar Llamado Mundo en el que juntan a Kiko Veneno y a Iván Ferreiro, y Kiko le pregunta a Iván que si es de los músicos que compone antes la melodía que la letra. Vosotros también fuisteis a Un Lugar Llamado Mundo, pero a la hora de componer ¿qué sale primero? Nosotros apostamos que primero va la letra, y la melodía viene sola.

No, en nuestro caso es la música primero. Últimamente compongo en casa: yo estoy con la guitarra y si me gusta un arpegio o un recorrido, tarareo encima una melodía con una métrica parecida a lo que sería y lo grabo, y al final hago la letra. De hecho, con este disco en el momento en el que hacía la letra, zanjaba, y no se admitía alargar partes porque ya tienes la letra. Con este disco, como quería que las canciones tuvieran muchos procesos de cambio, las letras no las hice hasta el final del todo.

Es justo lo contrario de lo que pensábamos.

¡Pues fíjate! Es muy complicado. Hace como 20 años probé una vez a hacer una canción haciendo primero la letra y luego la música y me parecía Joaquín Sabina, no me gustó nada y nunca lo volví a hacer.

¿Cómo creéis que el público ha acogido el nuevo trabajo?

Pues yo creo que muy bien. Ya no sólo en los conciertos, sino en redes y en los mails que nos escriben.

¿Y la prensa y la crítica?

Muy bien. Pero de este disco me ha gustado mucho que, con el crowdfunding que hicimos, la gente recibió el disco antes, en descarga, de modo que fue la gente la que primero nos dijo qué le parecía el disco, porque muchas veces haces primero el envío a medios, porque a los periodistas les mola mucho eso de tenerlo antes pero luego nunca tienen tiempo para escucharlo. Con este, era la gente la que lo tenía antes. Pero a los medios también les ha gustado.

IMG_1170

Modelo de Respuesta Polar por Lola López

Precisamente queríamos preguntarte que cómo había sido la experiencia del crowdfunding, ver que poco a poco vas consiguiendo hacer el disco. ¿Cómo lo habéis vivido?

Pues no te lo crees, realmente. Nosotros no le dimos muchas vueltas, pero cuando salió el crowdfunding la reacción fue de “hostia, hemos sacado un crowdfunding”, y es que puede ser dramático. Y de repente va avanzando. Participan tus cuatro amigos y de repente empieza a participar gente que no conoces y ves que está funcionando. Es muy curioso, la verdad. Muy recomendable siempre que salga bien.

Respecto al disco, ¿cómo es trabajar con Ricky Falkner?

Pues es una gozada. Yo le he visto un millón de veces en directo y le admiraba mucho. Luego le conocí personalmente y empezamos a coincidir en conciertos. Él me dijo que siempre ha sido fan nuestro y empezó a venir a vernos a los directos, al igual que yo iba a los suyos, así que era muy fácil tratar con él. Empezar a trabajar con él fue muy natural, él sabía lo que estábamos haciendo, lo que estábamos escuchando, y cuando escuchó las demos fue muy fácil. Tenía muy claro qué disco nos apetecía hacer y qué disco nos venía bien hacer. Ha sido una experiencia increíble.

¿Cuáles son vuestras expectativas?

Pues son altas. A nosotros nos gusta mucho trabajar, hemos trabajado mucho para hacer estas canciones, para que Ricky nos hiciera un hueco, para conseguir el mejor estudio que hay en España, a mi parecer, y ahora la oficina de promo y de contratación está trabajando fuerte. Nuestro interés fundamental es conseguir que mucha gente escuche el disco, creo que la banda y el trabajo que hemos hecho lo merece. Las expectativas son seguir currando y cuanto más toquemos y más gira tengamos, mejor.

¿Hay prevista una gira por salas?

Hay una gira por salas a partir de septiembre. Lo que queremos ahora es hacer promo a saco, venir a estos sitios, charlar con vosotros y que la gente vaya escuchando el disco. Cuando la mayor gente posible escuche el disco y le entre ganas de vernos en directo, haremos gira. Muchas veces, los grupos tienen mucha prisa por salir a la carretera y al final agobias a la gente, en el sentido de “¡Eh!, que voy a tu ciudad a tocar, escúchate mi disco.”

¡Claro! Ves que queda una semana para el concierto y lo que haces es quemarlo, ponértelo una vez tras otra porque no te lo sabes.

Yo pienso en mis discos del verano pasado y es que cuando acabó el verano, tras dos meses escuchando esos discos, me apetecía verlos. Hay momentos. Cuando lo escuchas, te apetece escucharlo tranquilamente, es para ti. Pero luego ya te entra curiosidad por verlo en directo. Por eso creo que será a partir de septiembre, y ya lo que venga.

Cambiando de tema, tenemos entendido que no vivís solo de esto, que tenéis vuestros trabajo aparte. Os estáis moviendo muchísimo, este crecimiento que estáis teniendo ahora ¿cómo de compatible es con una vida laboral normal?

Es muy complicado, a nivel de horarios. Tenemos la suerte de que tenemos trabajos que son bastante flexibles y nos permiten cogernos unos días, ninguno de nosotros somos cirujanos, por así decirlo. Podemos faltar, podemos coger días. Pero también nos ha venido bien centrarnos un poco cada uno en su trabajo. De la gira pasada a ahora que hemos acabado el disco nuevo ha pasado tiempo, y en ese tiempo muchas veces aprendes más haciendo cosas distintas que quedándote en casa dándole vueltas al tema del grupo. Por eso, creo que ha sido muy enriquecedor. Probablemente, ahora que viene el grueso de la gira, es probable que dejemos los trabajos, pero se irá viendo. Yo creo que también es positivo.

Entonces, ¿crees que no vais en desventaja respecto a grupos que se dedican al completo a eso? ¿O tener un trabajo aparte es una ventaja para desconectar?

No, no creo. Mientras lo puedas compaginar, es una ventaja. Llega un momento en que no se puede compaginar y es algo que tenemos muy claro: los grupos que están dedicándose por completo a eso no tienen tiempo para tener un trabajo. Creo que es mejor no tener prisa, darle tiempo. Cuando no tienes otro trabajo, tienes prisa, quieres que pasen cosas que no siempre pasan y es desesperante. Por eso nosotros estamos muy calmados.

El año pasado tocasteis en el SOS 4.8 en la zona VIP, y este año ha sido en los Aperitivos SOS, ¿cómo fue la experiencia?

Bueno, pasó lo de Kiko Veneno, que se bajó porque en otros escenarios estaban probando sonido, y desde la organización nos pidieron que les hiciéramos el favor: se comprometieron a parar las pruebas de sonido si salíamos un poco antes, porque había bastante gente. Fue bien, curioso. Un poco raro, salir de pronto, pero yo disfruté mucho del concierto y creo que a la gente le gustó. Hubo mucha gente que nos lo comentó, que se habían perdido parte del concierto por el cambio de horario, pero si han tenido un contratiempo, tampoco vas a machacar a la organización. Pero es una pena por Kiko: venir desde Sevilla y que a los 20 minutos te tengas que bajar por problemas.

Siguiendo con festivales, ¿cuál es la mejor experiencia que habéis tenido tocando en un festival?

Pues tampoco sabría decirte alguna que destaque sobre las demás. En el Sansan de hace unos meses disfrutamos mucho porque era el primer concierto que hacíamos antes de sacar el disco y nos apetecía mucho tocar. Cada cosa tiene su detalle. Por ejemplo, estar tocando, mirar a la gente y ver que está atardeciendo y el ambiente es perfecto. Esa es nuestra hora, la verdad, somos de día.

Respecto al videoclip de ‘Momentos Similares’, ¿cómo surge la idea? Cuando lo vimos se nos pusieron los pelos de punta.

La canción está escrita desde el punto de vista de “yo ya he pasado por esto”, y la gente de la productora nos comentó la idea de que el playback lo hiciera una persona mayor, y me pareció genial, lo vi clarísimo. Y mira que los videoclips no me gustan de normal. El de ‘Miedo’ me gusta un pelín, pero a mí me da un poco de pudor, no estoy cómodo. Sin embargo con este me encantó la idea, dice muchísimo, es muy potente y tenían muy claro que el actor tenía que ser Celso. Estamos encantados.

¿Qué fue de ‘Llum’?

¡Qué fue de ‘Llum’!

Nos parece una joya de El Cariño pese a que no llega al minuto de duración, pero hicisteis una versión extendida, ¿tenéis pensado retomarla?

Pues ahora que lo dices, igual la rescatamos. A nosotros nos encantó cómo quedó, la verdad. Voy a rescatarla, porque es verdad que se quedó ahí perdida. Nos gustó mucho la versión que sacamos con SON, y de hecho se editó un vinilo con ese single que por cierto no tenemos: llevaba por una cara ‘Llum’ y por la otra una canción de Pablo Und Destruktion. Se quedó en eso, pero para los directos, igual está chulo tocarla.

¿De qué canción vuestra te sientes más orgulloso?

No lo sé. Me puedo sentir orgullo por varias por varios motivos. Por ‘La Guerra y Las Faltas’ por toda la trayectoria que ha tenido; por ‘Miedo’ por toda la potencia que tiene… Esas dos son muy potentes pero también le tengo mucho aprecio a otras que igual son más rebuscadas. ‘Cuando Llegue’ tiene algo que a mí me rompe mucho, aunque igual en el disco no ha quedado muy bien reflejado, pero esa canción me gusta mucho. También ‘Umo’ me parece una joya, la escucho mucho, es corta y me gusta tocarla.

Hablando de canciones potentes, nos da la impresión de que estas letras son más esperanzadoras, no tan duras como las de El Cariño. ¿En qué te inspiras? ¿Te basas en historias y experiencias personales?

Este disco habla de algo de lo que no hablaban los otros, de otra persona en particular de la que no hablaban los otros. Eso ya cambia todo el paisaje, pero también habla mucho de proyectos personales, miedos, futuro, mi entorno personal. Me inspira mi rutina, mi barrio. Cosas que nos pasan a todos, pero yo hago con eso canciones, otra gente pinta… Eso es lo que me apetece canalizar.

Ya de guitarrista a guitarrista: la telecaster que llevas en los directos es una verdadera preciosidad de guitarra.

Es la hostia. No es que me quisiera deshacer de ella, pero en este disco quería grabar menos telecaster. Pero no ha podido ser: cuando algo no cuadraba, Ricky señalaba la telecaster y tenía que cogerla. La verdad es que es preciosa y suena muy bien.

Como última pregunta, respecto la portada del disco y todo el diseño de este. Nos da la sensación de que va muy en sintonía con el disco, pero no sabríamos decir por qué. ¿Qué significado tiene?

Es una interpretación de la misma historia del disco, pero hecha por otra persona. Está hecha por otra persona pero tiene en común que es el mismo contenido, con lo cual por eso no se sabe lo que es pero va en sintonía. Yo vi la portada y dije “esto es”. Es de las portadas de las que más orgulloso estoy por lo que significa y por lo bonita que es. Es como las canciones que conforme las vas escuchando te van gustando más, con la portada esta pasa igual: cuanto más la veo, más me gusta.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s