Conciertos, Crónicas

La complejidad de valorar la diversidad – Crónica 1ª Semifinal CreaMurcia 2016.

A modo de celebración del final de mis exámenes y motivada por conocer nuevos grupos de la ciudad, me propuse ir a las tres semifinales del concurso CreaMurcia (y luego, contarlo). Ya os contamos los nombres de los 15 grupos que nos deleitarían cada noche en el menú degustación musical que son estos conciertos, y es que cada grupo tiene apenas tiempo para tocar unas 4-5 canciones sobre el escenario de la sala Garaje Beat Club.

Los primeros en subirse al escenario son Monono. Al principio, sorprende la poquísima gente que está en la sala, pero esto cambia con las siguientes canciones, y es que los asistentes de esta noche parecen tener predilección por quedarse fuera de la sala al inicio de cada grupo. El conjunto resulta agradable, suenan bien y las voces de ambos casan muy bien. Las canciones resultan pegajosas y no puedo evitar mover el pie marcando el ritmo. Son sólidos y saben crear buenos ambientes conjugando las dos guitarras y el bajo. Sin embargo, si aguzamos el oído y nos fijamos en las letras de las canciones, la imagen se desmorona un tanto. Su pop-rock pegajoso y de rima fácil nos evoca a los Second más jóvenes; sin embargo, algo tienen, ya que son uno de los grupos murcianos que comienza a despuntar en su categoría.

_DSC0618

Monono por Lola López

Llega el turno de Jump to the moon, los más jóvenes de la noche (y me atrevo a decir que de los semifinalistas en total) resultan la revelación de la noche. Pese a que estéticamente resultan una mezcla curiosa, se entienden a la prefección sobre el escenario. Suenan seguros de sí mismos (una vez pasados los nervios iniciales) y con la energía y buen rollo que desprenden da la sensación de que llevaran haciendo esto más tiempo del que seguramente lleven. Su música está llena de tintes veraniegos y frescos y lo bien que se lo están pasando tocando sus canciones llega hasta el público. Mención especial para la voz de la cantante y la conjunción de las dos guitarras que la envuelven. Con grupos como este se pone de manifiesto lo difícil que es usar los mismos criterios para medir a todos los grupos que se subirán al escenario de estas semifinales. Sin duda, a Jump to the moon hay que seguirles la pista.

_DSC0630

Jump to the moon por Lola López

En el ecuador de la noche están In-Pulses (antes conocidos como Secs) encargados de poner la dosis de psicodelia y rock progresivo a la noche. Sus primeros temas recuerdan a The Police, pero el parecido se desvanece conforme avanza el setlist, y su potencial queda eclipsado por ellos mismos. La psicodelia no es únicamente mostrar tu virtuosismo con un instrumento y que parezca que en cada canción hay tres: es necesario saber conjugar todos los instrumentos, crear capas para gestionar el protagonismo de cada instrumento y que estos no se pisen entre ellos, y a este grupo le falta eso. Los músicos son unos virtuosos y su potencial es claro, pero parece que cada instrumento pretenda destacar sobre los demás y eso hace que acabe resultando un batiburrillo de sonido que no beneficia a lo que podrían ser sus canciones.

_DSC0646

Laberinto sin salida por Lola López

Los que llenan (literalmente) el escenario ahora son Laberinto sin salida: 7 músicos sobre el escenario, con sección de vientos incluida. Ellos son los encargados de traer la fiesta a la noche. Tienen mucha energía y no dejan de moverse sobre el escenario de la Garaje, contagiándonos y haciendo que no podamos evitar saltar y bailar con sus ritmos de ska rockero frenéticos (aunque pueden llegar a hacerse un tanto repetitivos al cabo de un rato). Tienen el público más entregado de la noche, que baila, salta, hace ollas y se lo pasa bien, y eso hace que se muestren seguros sobre el escenario.

_DSC0674

Brave rose por Lola López

Cierran la noche Brave Rose con su rockabilly. Suben al escenario con la imagen y el rollo perfecto: guitarras de caja hueca, camisas blancas y una cantante con vozarrón vestida al estilo azafata. Una pena que el sonido de la sala y las luces no acompañaran para nada al conjunto, porque su mezcla de rockabilly de guitarras rápidas y rock más duro es digna de ser escuchada con atención. Es destacable la complicidad entre los músicos, que tocan sus temas mirándose los unos a los otros y moviéndose por el escenario haciéndose guiños mientras tocan sus temas hasta quedarse sin aliento.

Finaliza así la primera de las 3 semifinales del CreaMurcia Pop-Rock 2016, dejando claro lo difícil que es establecer unos patrones por los que medir la variedad de estilos que entran dentro de esta categoría. Lo que sí está claro es que esta es una manera interesante y amena de conocer algo más la música que se cuece en la ciudad.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s