Conciertos, Crónicas

El frío se mezcla con la ilusión por Los Últimos Bañistas.

El pasado sábado, como os comentábamos, el grupo cartagenero Los Últimos Bañistas, acompañados por los barceloneses Stay, actuaban en la sala 12&Medio, dentro del Microsonidos. El Final del Círculo estuvo allí, y servidor lo vivió con la ilusión de ver a un grupo que sigues desde su primer álbum.

IMG_0867.JPG

Los encargados de abrir el concierto eran Stay. Como ya señalábamos, su música bebe de Oasis (de forma muy directa, al haber trabajado con Andy Bell), y pese a que uno no es fan de los Gallagher, el quinteto barcelonés le ha enganchado. El grupo ofreció aproximadamente una hora de psicodelia, trasportando al (más que pobre) público de la sala a Liverpool y Manchester, y recordándonos a los ya citados Oasis, a Primal Scream o los Beatles más psicodélicos. Una pena el viaje desde Barcelona y la pobre respuesta de los murcianos, las pocas interacciones con el público fueron con los integrantes de Los Últimos Bañistas. Temas como Always Here o Pinkman no deberían pasar desapercibidos.

Seguidamente era el turno de los cartageneros. Jugaban en casa pero no mejoraron la afluencia de público. Este, además de justo, era frío, y el grupo lo notó (el propio guitarrista, Álvaro, me lo comentó amablemente después del concierto, sinceridad que le honra. Nos veremos en el SOS, nos dijimos. Y así será).

IMG_0953.JPG

Tras un instrumental típico de una banda sonora de Quentin Tarantino, los cartageneros empezaron sin anestesia con los temazos ‘El favor de la duda’ y ‘Armonicista de Ayllón’, de su último disco tan aclamado por la crítica. La segunda nos pierde y nos es inevitable parar la cámara y cantar. Seguidamente, y haciendo las delicias de quienes escuchamos hace ya 5 años su primer álbum, nos dejan casi seguidos 4 temas de él , incluido un medley de otros dos temas que nos pueden, ‘El gran apagón’ con ‘Nadia’.

El quinteto cartagenero suena impecable, y si el ambiente de la sala acompañara, sería un señor concierto. Correctos en todo momento, siguen con potentes temas temas de ese último disco, como son el homónimo, ‘A través de las Ondas’ (con ese pegadizo “shalalalala”) o la sutil ‘Bestias peludas’ (ese “estamos durmiendo” podría sonar incluso como un recado para el público asistente).

Llegando al final nos dejan una sorpresa con la que mi acompañante y yo nos quedamos perplejos y que nos sorprende muy gratamente, una versión cañera de The Model, de los míticos Krafwerk. Los electrizantes guitarrazos de Manuel, cantante y guitarrista,  nos flipan. Pero el público lo toma como una canción más. El frío sigue en la sala. Anuncian la última canción, la inevitable ‘Dinero’. Tras unos tímidos “otra, otra” que no dan su fruto, el grupo sube al backstage y la fría noche sigue su curso.

Me espero a que bajen de nuevo a recoger, les pido el setlist (siempre ayuda) y aprovecho para comentar con el guitarrista lo que más arriba he dicho. Salimos de la sala con la necesidad de volver a verlos, por el simple hecho de mostrar apoyo a un grupo que, seguramente, lo merece más que otras bandas más famosas de la escena local; y por lo bien que se han portado. Siempre nos queda la pregunta de qué necesitan Los Últimos Bañistas para ser reconocidos en su tierrra.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s