Listas

Mejores discos internacionales de 2015

Aquí viene la lista gorda. La de pelearse. La de echarse las manos a la cabeza porque falta ‘x disco’. O porque ‘y disco’ está muy arriba o simlpemente tenemos los huevos de ponerlo. Pasen y vean.

newmusic2-articlelarge

1. Carrie & Lowell (Sufjan Stevens)

El disco del cantautor americano es el mejor de este año para nosotros por el perfecto maridaje entre melodías delicadas y letras intimistas que supone. Letras que se basan en dos figuras, antagónicas pero igual de importantes para la configuración del álbum. La sutilidad del disco hace fácil asumir y empaparse de la melancolía del mismo. Y también nos obliga a querer a abrazar al (pequeño) antiguo Sufjan. Genialidad.

fjm-iloveyouhoneybear

2. I love you, honeybear (Father John Misty)

No puedes decir que conoces canciones bonitas de letras perfectas, de esas por las que matarías por que las hubieran compuesto pensando en ti hasta que escuchas este disco, un disco redondo, íntimo, lleno a rebosar de sentimiento, donde Josh Tillman nos cuenta lo enamorado que está y lo aterrado que está por ello mediante un conjunto de canciones que narran su historia de amor apasionada a la par que cotidiana. Faltan palabras para describir por qué este disco es un imprescindible de 2015.

alabamashakes-soundcolor

3. Sound & Color (Alabama Shakes)

El segundo disco de este grupo es un álbum bestial. Se enfrentaban a una situación difícil (el primero ya fue un discazo) y no sólo la han superado, si no que han mostrado que posiblemente el potencial que tienen es enorme, pese a no ser precisamente unos chavales. Cuando se dejen caer por España habrá que estar muy atentos. El R&B y el soul sigue vivo y bastante presente en esta lista.

cournetbarnett

4. Sometines I Sit And Think And Sometimes I Just Sit (Courtney Barnett)

La cantautora australiana, que presenta un disco con una productora discreta pero que ha conseguido a llegar a todo el mundo, consigue en su disco contar una historia y acompañarla (en general) con una melodías de garage rock que muy a menudo hacen que estemos ante unas canciones divertidas que suponen una serie de curiosos microrrelatos que hacen lo propio. Sonidos cercanos a los de los Rolling Stone para contar como un joven de 20 años llena de migas el metro mientras desayuna. Tal cual.

el-vy-return-to-the-moon-artwork

5. Return to the moon (EL VY)

Este es el resultado de la unión de Matt Berninger y Brent Knopf: un disco lleno de canciones que son joyas. Temas muy diferentes entre sí que siempre se prestan a una escucha más, con las letras crípticas llenas de imágenes a las que ya nos tiene acostumbrados Berninger, acompañadas de una parte instrumental compleja y llena de detalles.

ba4b63db1

6. Multi-Love (Unknown Mortal Orchestra)

El ter disco de este trío (si vuelvo a decir 3, chupito.) de Portland supone un paso adelante en su sonido. En lugar de estancarse en la psicodelia (como otros grupos contemporáneos han hecho) esta banda ha girado hacia el funk y el soul por culpa de su líder, quien incorporando un sonido (en sus palabras) “super-fi” nos ha presentado un disco con una instrumentación, producción y trabajo de estudio mayor a lo que nos tenían acostumbrado. El volantazo hacía la psicodelia funk ha servido para evitar su caída y nadie ha salido herido por su culpa.

low_onesandsixes

7. Ones and Sixes (Low)

Todos unos veteranos, este es el 11º disco de Low. Nos traen un álbum complicado, difícil de escuchar, pero cuyas canciones se van haciendo un hueco en tu biblioteca musical a golpe de escucha y de versos que se te pegan y acaban flotando por tu inconsciente. Canciones etéreas, minimalistas, de subida lenta y de atmósfera peculiar, un disco para dedicarle tiempo.

crc3adtica-foals-what-went-down

8. What went down (Foals)

Los de Oxford nos presentaron este verano su cuarto álbum, en el que aparece el sonido de Foals más concentrado que nunca. Han encontrado su esencia y la han explotado para hacer este disco, donde se mezclan temas con la fuerza y la rabia más características de la banda y otros donde el punto fuerte es la atmósfera etérea que saben crear y todo lo que Yannis es capaz de transmitir con su voz.

713wag2bjudl-_sl1500_

9. In colour (Jamie XX)

El primer largo de Jaime XX demuestra sin duda todo el potencial que tiene este chaval (aún en la veintena). Ya nos fascinaban The XX como conjunto, pero con este disco hemos descubierto que el potencial de sus miembros por aislado es igual o mayor. En este disco nos enseña una electrónica sutil, llena de matices y muy rica, escuchable en cualquier situación y por todo tipo de público.

José González - Vestiges & Claws

10. Vestiges & Claws (José González)

Tras ocho años volvemos a tener trabajo de este sueco. O de este argentino. O yo que sé, en definitiva, de José González (no contemos sus trabajos en junio de 2010 y 2013). “Vestiges & Claws” es otro disco más de José González. Un disco sobrio y elegante, como acostumbra el cantautor, pero no por eso un disco aburrido. A menudo acompaña las canciones de este disco con palmas y otras percusiones que llenan de fuerza sus composiciones.

tumblr_inline_ntfzdc3j4t1s8zblh_1280

11. Coming Home (Leon Bridges)

Soul, Rythm & Blues o Country incluso serían las etiquetas para definir este maravilloso disco de un talento que ha sido comparado con Ottis Reading o Marvin Gaye. No se trata de un disco original, no hace nada rompedor ni nada nuevo. Pero lo que hace lo hace de una forma genial. La música es atemporal, y este disco probablemente sea la última prueba de ello.

12. Depression Cherry y Thank Your Lucky Stars (Beach House)

Hemos decidido poner los dos discos de Beach House juntos, si bien podríamos considerar que la diferencia entre ambos es que el primero supone un disco más en su discografía, sin ninguna innovación y que suena a Beach House y punto; y en cambio el segundo da un paso adelante en su sonido. Ambos son, como nos tienen acostumbrado el grupo, discos que mejoran con las escuchas.

florence-and-the-machine-how-big-how-blue-how-beautiful

13. How big, how blue, how beautiful (Florence + the Machine)

El torrente de voz de Florence Welch sigue siendo bestial. Pero en este disco se vuelve si cabe más épico que en los anteriores. Las canciones de este disco, que de primeras parece no decir nada nuevo, acaban por convertise en himnos. Puedes preferir un himno que lo sea desde el segundo 3 de canción o el típico himno que sigue una línea ascendente, que en este disco encuentras de ambos tipos.

julien-baker-sprained-ankle

14. Sprained Ankle (Julien Baker)

Un disco y una cantautora que recuerda, tanto en esencia como en grabación, a Elliott Smith y a Damien Rice. ¿Cómo una chica de apenas 20 años puede escribir esas letras tan tristes? ¿Cómo puede transmitir tanto sólo con su voz y su guitarra? No podíamos dejar nuestra lista sin un disco de esos demoledores, un disco que va directo al corazón y a los sentimientos.

1035x1035-unnamed_zpsozcjnw3h

15. Wilder Mind (Mumford & Sons)

Los folkies ingleses vuelven… Sin el folk. Y es que en este disco han cambiado los banjos, el contrabajo y el piano de pared por guitarras eléctricas, batería y teclados. Mumford & Sons han experimentado con su sonido y el resultado es este álbum en el que la esencia del grupo se fusiona con la energía que sacan a los instrumentos eléctricos.

Menciones de honor: Reckless Behaviour (SOAK), Darling Arithmetic (Villagers), Currents (Tame Impala), The Magic Whip (Blur), Man It Feels Like Space Again (Pond), II (Fuzz), My Love is Cool (Wolf Alice) y To Pimp a Butterfly (Kendrick Lamar).

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s